Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
AUTOBÚS SINIESTRADO EN ALICANTE

Mueren 10 jubilados en Alicante al salirse de la autopista A-7 el autobús en el que viajaban

Las vacaciones de un grupo de jubilados de Bilbao, Palma, Valladolid, Manchester, Lisboa y París acabaron ayer en tragedia. El autobús de la compañía Agostense que los llevaba de vuelta a Benidorm tras una excursión de un día en Cartagena se precipitó poco después de las seis de la tarde por un puente de la autopista A-7, en Villafranqueza (Alicante). Diez personas fallecieron -ocho en el lugar de accidente y dos en el hospital- y 38 resultaron heridas, dos de ellas de gravedad. El siniestro se produjo cuando el autobús intentó esquivar a varios coches accidentados debido a la lluvia.

El autobús, de dos pisos, matrículado el pasado mes de enero, circulaba por la autopista en dirección a Valencia cuando el conductor, al percatarse de que se acercaba a varios turismos que habían sufrido una colisión, maniobró para tratar de evitarlos. La lluvia caída sobre el asfalto provocó que el autobús, que transportaba a 46 personas, además del conductor y una guía, derrapara y chocase frontalmente contra el talud de la vía. Después, se precipitó por el puente y cayó en vertical una decena de metros más abajo. El conductor, Ángel López Hermos, de 42 años, resultó herido grave. Los responsables de las fuerzas de seguridad y los miembros de los servicios de rescate desplazados hasta el lugar del siniestro coincidieron en señalar la brutal colisión de la parte frontal del autobús contra el talud como la causa fundamental de la gravedad del accidente. El autobús tenía el frontal totalmente hundido y el tren de dirección convertido en un amasijo de hierros.

"Vimos volar el autobús"

Alrededor del vehículo quedaron dispersados los efectos personales de los viajeros. "Vimos volar el autobús desde lo alto de la carretera hasta el fondo del barranco. La parte delantera chocó, me tapé los ojos y sólo escuché gritos de auxilio y viajeros que se llamaban entre si para escuchar una respuesta de que estaban bien", afirmó una persona que caminaba por esta zona y que observó los hechos, informa Efe. "Posteriormente llegaron dos personas más y entre todos sacamos a algunos de los viajeros y, a través de un teléfono móvil, avisamos a la Policía y Cruz Roja", narró este testigo. Algunos de los heridos lograron salir del vehículo por sus propios medios y otros fueron ayudados por las primeras personas que acudieron hasta el lugar del accidente, que, a los pocos minutos y ante las ambulancias que se dieron cita, se llenó de curiosos. Cinco minutos después del accidente llegaron efectivos de Protección Civil y una ambulancia del servicio DYA (Detente y Ayuda) que se hallaban desplazados en las proximidades con motivo de la feria de la localidad de Santa Faz. Una decena de ambulancias de la Cruz Roja y de otros cuerpos de rescate trasladaron a los heridos a los hospitales de Elche, General de Alicante y Clínico de San Juan. En el primero quedaron ingresadas siete personas, al segundo fueron trasladados un total de 28 -de los cuales dos fallecieron tras su ingreso- y los cinco restantes fueron llevados al centro de San Juan.

En las labores de rescate participaron también efectivos de la Guardia Civil, Bomberos, Policía Local de Alicante y Cruz Roja. La coordinación de los diferentes cuerpos permitió una rápida evacuación de los afectados por el accidente. Los heridos más graves fueron trasladados hasta los centros sanitarios en helicópteros de la Diputación Provincial de Alicante. Los demás accidentados, que presentaban lesiones de menor gravedad fueron trasladados en ambulancias de la Cruz Roja, el SAMU y DYA.

Luto oficial

Al lugar del siniestro se trasladaron, entre otras autoridades el consejero de Presidencia de la Generalitat valenciana, José Joaquín Ripoll; el presidente de la Diputación provincial, Julio de España; el alcalde de Alicante, Luis Díaz Alperi, todos ellos del Partido Popular, y el subdelegado del Gobierno, Luis Garrido. Alperi calificó la tragedia de "dramática, tremenda y brutal" y rersumió el suceso con la siguiente frase: "Es todo un desastre". El Consell ha decretado hoy día de luto oficial en la Comunidad Valenciana. Los accidentados, de entre 62 y 74 años, son residentes en Bilbao, Palma, Valladolid, Manchester, Lisboa y París. El viaje estaba organizado por Cyrasa Internacional, agencia que trabaja con Mundo Social, adjudicataria de viajes del Inserso. Las víctimas habían salido de excursión para visitar Cartagena.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 27 de abril de 1998

Más información

  • El vehículo trató de evitar una colisión con dos coches que habían sufrido un accidente