Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PRIMARIAS SOCIALISTAS

Borrell vence en 16 de las 21 federaciones del Partido Socialista

José Borrell venció en 16 de las 21 federaciones en las que se estructura el PSOE, integradas por las 17 comunidades autónomas, Ceuta, Melilla, Europa y América. Almunia sólo ganó en Andalucía Euskadi y Castilla-La Mancha. Con el 96,68% de los votos escrutados Almunia conseguía el 44,58% y Borrell el 55,10%. Cataluña fue la federación donde el triunfo del ex ministro de Obras Públicas fue más arrollador: 82,64% frente al 16,98 % de su oponente.

El censo electoral, según los datos facilitados por el secretario de organización, Cipriá Ciscar era de 383.462 militantes y participó el 54,32% del electorado. Andalucía, el gran granero de votos socialista se decantó con claridad por Almunia, 56%, frente al 44% de Borrell, pero no bastó para evitar su derrota. Estaban llamados a votar 107.651 afiliados y lo hizo el 52,52%. En Sevilla, la capital política de la región, feudo tradicional de Felipe González donde habitualmente cerraba todas sus campañas electorales, Borrell ganó. Precisamente y como en una premonición el ex ministro acabó allí su recorrido electoral. Todas las provincias andaluzas fueron para Almunia, excepto Almería, donde Borrell se impuso por apenas 200 votos.

En Euskadi, el triunfo del secretario general de los socialistas fue muy ajustado. Obtuvo el 50,43% frente al 49,23% de su adversario. Tampoco Castilla-La Mancha frenó a Borrell, aunque Almunia consiguió allí su mejor resultado al vencer por un 63% contra un 37%. Las capitales se dividieron por mitades: Albacete, Cuenca y Toledo fueron para Almunia, mientras Borrell venció en Albacete, Guadalajara y Ciudad Real.

Todo ello en el interior, ya que el máximo apoyo lo logró Almunia en América -no se han facilitado datos definitivos de esta federación- con un 66,79% de votos a su favor y el 32,50% para Borrell. Para el conjunto de los votantes socialistas desde Europa, también fue Almunia el candidato preferido con un abrumador 62,41% de los votos.

Tras Cataluña y después de Melilla (74,02), Asturias se situó en el tercer lugar entre las preferencias en favor de Borrell, con el 67,68'/o de los votos. Les siguieron Madrid (66,54%), Galicia (66,53%) y La Rioja (65,31%)

La Comunidad Valenciana se decantó con claridad por Borrell ya que ganó en cinco de las siete comarcas de Alicante, en las cinco de Castellón y en diez de las doce de Valencia.

En Navarra, donde Borrell inició su campaña, venció por un holgado 56%, por encima de la media nacional.

En las islas Borrell se impuso, tanto en Canarias como en Baleares.

Castilla y León, otra de las grandes regiones españolas en extensión, se decantó por Borrell con un 60% de los votos.

Galicia proporcionó a Borrell uno de los mayores porcentajes de voto, rozando el 67% y doblando a su oponente, lo mismo que en Madrid, donde los resultados fueron casi milimétricamente iguales a los de la comunidad gallega, salvo en la participación ya que Madrid aventaja en diez puntos a Galicia (53,81%, frente al 43,82%).

En Madrid la ventaja de Borrell alcanzó 33 puntos (66% frente al 33%). En la agrupación de Moncloa, a la que pertenece Almunia, el secretario general ganó por sólo tres votos.

En el resto de las federaciones los resultados ofrecen mayor equilibrio y se acercan a la media final, que arroja diez puntos a favor de Borrell.

La participación está encabezada por La Rioja con un 74,12 de los militantes. Allí Borrell ganó por el 65,31% de los votos.

La participación más baja, tras América con el 23,98% y Melilla y Ceuta (con un 30% y un 35,5%, respectivamente) la anotó Canarias con un 39,08%. En el archipiélago Borrell consiguió un holgado 60,13% de votos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 25 de abril de 1998

Más información

  • Cede Andalucía, Euskadi y Castilla-La Mancha