Infocole se retrasa hasta el próximo curso, pero inicia la formación de 156 profesores

La puesta en marcha del proyecto Infocole, la red informática que este semestre debía de conectar a 130 colegios valencianos a través de Internet, se retrasa, de momento, hasta el próximo curso, según reconoció ayer el consejero de Educación, Francisco Camps, al presentar el programa de formación de docentes que comenzó en Valencia y se extenderá a Castellón y a Alicante esta misma semana. Con todo, el responsable de Educación aseguró que el proyecto -cuyo diseño informático está en manos de la Oficina Valenciana de la Sociedad de la Información (OVSI)- está previsto que arranque en 70 centros escolares más de nueva creación, que ya se están adecuando con su correspondiente Aula Infocole, además de los 130 que ya habían sido seleccionados en la primera fase de presentación del programa, en diciembre pasado. La Generalitat confía en que, en su primera fase, el programa se extienda a unos 3.000 alumnos de primer ciclo de Secundaria y que involucre a 500 profesores. El consejero de Educación, acompañado por el director de Innovación Educativa, Josep Vicent Felip, y el subsecretario para la Modernización de las Administraciones Públicas, José Emilio Cervera, dieron ayer el banderazo de salida a Infocole con la presentación de los cursos para formadores, que constarán de 30 horas y se impartirán en 10 centros docentes de la Comunidad Valenciana, abarcando a 156 profesores (98 educadores seleccionados por la Consejería de Educación pertenecen a la provincia de Valencia, 22 a la de Castellón y a 36 profesores de Alicante). La demostración del curso,que corre a cargo de personal de OVSI y de TISSAT, se desarrolla en el Centro Infomóvil, un trailer multifuncional dotado de sistemas hidráulicos que lo convierten en pocos minutos en un auditorio de cerca de 90 metros cuadrados, con dos espacios diferenciados: una sala de conferencias para 60 personas y una aula de formación con 15 puestos de trabajao interconectados entre sí y, a su vez, conectados a través de la tecnología rdsi a los diferentes sistemas y programas telemáticos de la Generalitat valenciana (Infocentre, Infocole, Infoville). El curso está compuesto por partes diferenciadas, como son la información educativa, el estudio de la técnica de Infocole y de un código deontológico aplicado a las nuevas tecnologías. En opinión de Cervera, "Infocole es una muestra de cómo se puede gestionar un Estado del bienestar, ya que supone una inversión con una tasa rápida de retorno: la formación de los jóvenes en el uso de las telecomunicaciones".

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 21 de abril de 1998.