El PP denuncia al fiscal la compra de la sede del PSOE en Guadalajara

El PP de Guadalajara ha presentado una denuncia ante la Fiscalía Anticorrupción en la que denuncia presuntas irregularidades en la compra de la sede del PSOE de Guadalajara y relaciona la misma con una presunta malversa ción de fondos de las Cortes de Castilla-La Mancha y la "ocultación" de presuntas irregularidades cometidas en dos Ayuntamientos de esa provincia. Ayer mismo los socialistas insistían en denunciar la hipocresía del PP por el caso Tomey, investigado ya por esa fiscalía.

Fuentes del PP de Guadalajara consultadas por Europa Press anunciaron que, cuando sean citados por la Fiscalía para ratificar la denuncia, ampliarán la misma al secretario general del PSOE de la provincia, el diputado nacional José Luis Ros, como máximo responsable del partido y al actual senador socialista por Guadalajara, Juan Pablo Herranz, por firmar el cheque con el que se adquirió la sede del partido. El PP relata en su denuncia que la compra de esta sede está vinculada a dos hechos relativos a dobles pagos de certificaciones de obras, sucedidos entre 1992 y 1993, en dos Ayuntamientos de la provincia, Sacedón y Brihuega, gobernados en esa fecha por el PSOE y denunciados en los Juzgados.

En estos hechos, según explica el PP, aparecen "directamente vinculados" el entonces alcalde de Sacedón, Máximo Romo, el entonces vocal de la Comisión de Hacienda del Ayuntamiento y hoy portavoz socialista en la Diputación, Jesús Alique, y el ex alcalde de Brihuega, Manuel Gómez Agudiez, diputado provincial. Los hechos denunciados en ambos Ayuntamientos, según la denuncia, son similares. Así, en Sacedón, acusan al entonces alcalde, Máximo Romo, de que el Ayuntamiento pagara "indebidamente" 17.126.266 pesetas por las obras en su residencia de ancianos.

Destacan además que "no aparece ningún acuerdo referente a la aprobación de las cuentas del Ayuntamiento de Sacedón de los años 1992 y 1993 y agregan que, en esas fechas, la Comisión de Hacienda del Ayuntamiento estaba presidida por Romo y que uno de los vocales era Jesús Alique.

Lo acaecido en Brihuega, según la denuncia, es parecido, salvo que la factura pagada, que también había sido endosada a un banco del que el Ayuntamiento es ahora deudor, asciende a 4.561.067 pesetas.

Las fuentes consultadas estiman que el quebranto para ambos Ayuntamientos ascenderá, contando la suma de las facturas (21 millones de pesetas), las costas y los intereses del banco, a unos 50 millones. Con los 21 ya pagados se acercará a 70.

Tanto Ros como el secretario, general del PSOE, Joaquín Almunia, aprovecharon un acto electoral de sus primarias ayer en Toledo para denunciar el comportamiento hipócrita del PP y de José María Aznar ante la aparición de casos de corrupción en ese partido y pusieron como ejemplo al del senador popular por Guadalajara Francisco Tomey. Almunia fue tajante: "Aznar convive con la corrupción, el escándalo y la irregularidad y si no sabe reaccionar, como nos pasó a nosotros al principio, los ciudadanos le pasarán factura doble". El PSOE recordó ayer que a la cuarta parte de los senadores del PP en Castilla La Mancha se les ha concedido el suplicatorio por distintas acusaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0019, 19 de abril de 1998.

Lo más visto en...

Top 50