Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La nueva presa del Alberche anegará 600 hectáreas de vega, según Aedenat

El pantano de la Venta del Obispo, una de las dos presas que la Comunidad quiere construir fuera de sus límites, cuenta ya con el rechazo firme de los ecologistas. Aedenat considera que, si este embalse se construyese, 600 hectáreas de vegas en Ávila resultarían anegadas, así como nueve kilómetros del río Alberche. Habría que desviar además las dos carreteras que lo cruzan. Y todo ello para almacenar un máximo de 20 hectómetros cúbicos de agua, lo que la capital se bebe en dos semanas, dicen.

En marzo pasado, el consejero de Hacienda y presidente del Canal de Isabel II, Antonio Beteta, se reunió con la ministra de Medio Ambiente, Isabel Tocino, para acordar la elaboración de una declaración de impacto ambiental sobre las dos presas que la Comunidad quiere construir fuera de sus, límites: la Venta del Obispo (Avila) y el Alto Sorbe (Guadalajara). Beteta se mostró dispuesto a adelantar los 10.000 millones de pesetas que cuesta la construcción de ambas presas. El Canal calcula que estos pantanos podrían acumular más de 200 hectómetros cúbicos de agua, con lo que Madrid tendría asegurado, sólo con ellos, su abastecimiento unos seis meses. Actualmente, los pantanos de la región tienen un total de 850 hectómetros cúbicos de capacidad, que aseguran el suministro de la región durante un año y medio.

Pero los ecologistas de Aedenat consideran que las nuevas presas que la Comunidad quiere levantar en Ávila y Guadalajara provocarán daños medioambientales importantes.

De la presa de la Venta del Obispo, sobre el río Alberche, han elaborado un informe medioambiental. En el estudio, que ayer fue hecho público en rueda de prensa por Aedenat, se afirma que los cálculos del Canal de Isabel II son erróneos. Y ponen el siguiente ejemplo: "El río Alberche está ya fuertemente regulado con los pantanos del Burguíllo, San Juan, Picadas y Cazalegas. Estos embalses tienen una capacidad total de 391 hectómetros cúbicos. Si el río sólo lleva poco más de 400, el futuro pantano de la Venta del Obispo, aunque tenga una capacidad de 150 hectómetros cúbicos, no podrá embalsar más de 20. Se convertirá en lo que se denomina un pantano poco eficaz".

Aedenat recuerda que Madrid consume aproximadamente 500 hectómetros cúbicos al año. Las reservas hidrográficas madrileñas superan los 1.000 hectómetros cúbicos (850 de los pantanos, 100 de los trasvases y 75 de las aguas subterráneas). "Tenemos, en definitiva, agua para dos años como mínimo. Si durante la larga sequía de los noventa en Madrid no hubo restricciones, para qué queremos nuevas presas. Se puede argumentar que para asegurar más el suministro. Puede ser, pero ¿a qué coste?", preguntan.

Especies afectadas

Los ecologistas recuerdan que la construcción de la presa de la Venta del Obispo obligará a anegar 600 hectáreas de una vega bien conservada. Además se inundarán "pequeñas manchas de robledal y algunos pinares de bastante entidad, como el de Hoyocasero". Entre las especies animales que resultarán afectadas por el pantano se encuentran el jabalí, zorro, gato montés, tejón y garduña. Los responsables del estudio anuncian también que se perderán nueve kilómetros del río Alberche, "el único de toda la zona centro que está calificado en el Plan Hidrológico como de aguas excelentes".

Aedenat recuerda que la N-502, que une Ávila con Talavera de la Reina, tendrá que ser desviada, ya que su asfalto cruza los terrenos que serán inundados por el pantano que se quiere levantar. Lo mismo ocurre con la C-500, que discurre paralela a la sierra de Gredos y al parque regional.

"Si construyen la presa, las carreteras tendrán que ser desviadas completamente. Los nuevos trazados tendrán que meterse en el parque de Gredos. Sería una barbaridad", dicen los ecologistas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 17 de abril de 1998

Más información

  • Los ecologistas piden al Canal que renuncie a construir el embalse