Tribuna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las tribunas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

Una bocanada de aire fresco

La autora analiza las reacciones suscitadas por José Borrell con su decisión de presentarse a las primarias del PSOE.

La decisión del ex ministro José Borrell de presentarse a unas elecciones primarias como candidato del Partido Socialista a presidente del Gobierno ha provocado un cierto revuelo en la átona vida política de nuestro país. A tenor de las opiniones expresadas, cada cual lo valora de acuerdo con sus circunstancias. Los representantes de los demás partidos, convencidos todos de que sólo tienen un líder indiscutible, consideran este proceso como una muestra de debilidad. La mayoría de los opinantes, participantes en las tertulias, lo califican como, una muestra de democratización del partido, y los militantes lo han acogido entusiasmados con la esperanza de que el desarrollo de las primarias ofrezca una oportunidad para que afloren nuevas ideas y nuevas propuestas.Merece la pena ir más allá de la mera impresión cotidiana y anecdótica para profundizar un poco en cada una de estas reacciones. La primera citada nos trae a colación el tema del liderazgo y su significado, que evidentemente es un tema complejo y subjetivo en la medida en que los hay que buscan líderes carismáticos y los hay que los buscan eficaces. La historia está llena de éxitos y fracasos en cada caso, pero a mí personalmente siempre me han inquietado los llamados carismáticos, y en este aspecto me alineo con las ideas de Peter Drucker, que es una de las personas que más ha reflexionado sobre el liderazgo, tanto en su vertiente política como en su vertiente empresarial.. Sus reflexiones sobre este tema son recurrentes y se pueden encontrar en casi toda su obra. Su pensamiento es que "el verdadero líder no dirige mediante su carisma,... dirige gracias a su trabajo esforzado y a su consagración, no centraliza todo en sus manos y en cambio organiza un equipo, domina mediante la integridad y no gracias a la manipulación, no es astuto sino sencillo y honesto". Sería bueno, por tanto, que en nuestras decisiones con respecto al liderazgo nos centráramos menos en la forma y más en el fondo; es decir, en averiguar la capacidad del líder para asumir sus responsabilidades, respetando siempre el espíritu de la sociedad.

Con respecto al tema de la democratización está bien que empecemos a elegir por parte de la militancia y no desde las direcciones, pero hemos de ir aún más lejos siguiendo el ejemplo norteamericano. Creo que es fundamental que todos seamos conscientes de la escasa incidencia; que la política tiene en la población de nuestro país. El nivel de militancia de todos nuestros partidos es escasísimo, probable mente el total de afiliados a todos los partidos juntos no supe re el millón de personas en la hipótesis más generosa, cifra que comparada con los casi 30 millones del censo de electores es ealmente ridícula. En este contexto lo más sensato es irse Olvidando de copiar el modelo de partidos políticos europeos (que se apoyan en afiliaciones históricamente masivas y aplicar el modelo americano para conseguir una mayor participación política de los ciudadanos. Es mejor que participen discontinua mente, durante los períodos electorales, que la situación actual en la que su participación se re duce a depositar el voto en una urna. Nadie podrá negar que el Partido Socialista ha sido el más innovador y valiente ante esta situación con una medida que, al entender del ciudadano normal, que no entiende de aparatos, deberían tomar todos los partidos.

El tercer gran activo que nos proporcionan estas primarias es una movida en la aportación de ideas y propuestas, que van a suponer una bocanada de aire fresco. Los que estamos convencidos de que la competitividad es un gran valor del ser humano no dudamos ni un ápice de ello. Estas aportaciones van a aparecer a lo largo del proceso y está en manos de los dos candidatos ofrecérnoslas, no sólo desde la perspectiva de sus propias convicciones.

Hay que aprovechar estas primarias para incitar organizadamente a todos los participantes y simpatizantes a aportar las ideas y desvelarlas al conjunto de la sociedad. De la habilidad de ambos en no entrar en el cuerpo a cuerpo y situarse al nivel óptimo dependerá el éxito de este proceso en el que el mejor resultado es aquel en el que no haya ni vencedores ni vencidos sino un buen equipo cuyo objetivo es ofrecer esperanza y soluciones para todos aquellos que creen que nuestra sociedad debe superar situaciones de estancamiento y regresión política y social para avanzar en una convivencia más solidaria.

Mercé Sala i Schnorkowski es miembro de la ejecutiva del PSC

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS