Reportaje:

Un diluvio de corredores

Los 20 kilómetros de Madrid baten el récord de participantes pese a la intensa lluvia

La pasión por correr no tiene límites. La prueba de los 20 kilómetros Villa de Madrid alcanzó ayer el mejor registro de participantes de sus 10 ediciones. Cuatro mil atletas, 200 más que el año pasado, acabaron la carrera tras desafiar la distancia y el mal tiempo. Para la mayoría de los deportistas, la carrera sirvió de puesta a punto para el maratón de Madrid del próximo 26 de abril. Muchos participantes lucieron en la espalda una letra L, la de los conductores novatos. "Yo preparo el maratón de Madrid", era el mensaje que se podía leer bajo la señal. "Así advertimos que somos inexpertos y que nos pueden pasar", ironizaba Marcelino, un abogado que por primera vez se entrena para el maratón. Los corredores que acabaron ayer se enfrentarán con suficientes garantías a la mítica distancia de los 42 kilómetros.La intensa lluvia del Domingo de Ramos redujo el número de atletas esperado. El sábado por la noche había 4.400 inscritos, pero a la línea de salida faltaron 300. Un centenar de corredores se retiró durante la prueba.

El molesto aguacero acompañó a los deportistas desde la salida. Una gran sensación de frío azotó al pelotón y el termómetro marcaba los cinco grados. Pese al chaparrón pocos atletas se enfundaron el chubasquero. "Va a costar entrar en calor", advertía Javier, un corredor popular de Móstoles. Roberto, un deportista de Toledo, de 26 años, no se quejaba de, la situación: "Prefiero la lluvia al calor".

La fila de atletas populares llegó a tener una extensión de 13 kilómetros por las calles del centro de Madrid, lo que provocó grandes atascos de tráfico. Los agentes se afanaron en reducir el enfado de los conductores. La carrera pasó junto al estadio Santiago Bernabéu. Allí los atletas man-tuvieron un gracioso duelo verbal. "Firmes, que pasamos por mi estadio", gritó , uno. Otros dos respondieron: "Atleeeti". A mediodía apareció el sol. Fue un regalo para los corredores más lentos, que un día más se llevaron las mejores ovaciones por su tenacidad.

El vencedor de la prueba fue el tanzano Neema Tluway. El mejor español fue Óscar Fernández, de 23 años, quinto clasificado, y Jesús de Grado, séptimo, fue el primer madrileño. Ganó en categoría femenina Josefa Cruz, de 40 años, por delante de Montserrat Martínez y Elena Castro. Es el tercer triunfo de Josefa en los 20 kilómetros, en donde sólo participaron 300 mujeres. "Espero que algún día seamos tantas como hombres, a ver si nos animamos más", dijo la ganadora en la llegada. Esta prueba, organizada por la Agrupación Deportiva Maratón, es una de las pocas en las que los premios económicos son iguales para hombres y mujeres. Los vencedores se embolsaron 200.000 pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 05 de abril de 1998.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50