Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La cuarta marcha de taxistas termina con la amenaza de tres denuncias por prevaricación contra el alcalde

El presidente de la Federación Profesional del Taxi, Juan Sánchez, anunció ayer que su asociacion presentará el lunes o el martes "tres denuncias contra el alcalde por prevaricación". Para la federación convocante de las protestas y segunda organización del sector en número de afiliados, por detrás de la Asociación Gremial, existen tres motivos que justificarían la supuesta, prevaricación de José María Alvarez del Manzano. Por un lado, aducen, el consistorio no se lee los recursos de las multas presentados por los taxistas. Además, según la federación, el Ayuntamiento permite los contratos a tiempo parcial dentro del sector cuando el reglamento exige dedicación exclusiva a los taxistas.Esta normativa también especifica que las tarifas deben asumir los costes reales de explotación, un punto que, para Sánchez, tampoco se cumple: "Los costes han subido un 16% desde 1994 y nos ofrecen una revisión tarifaria de un 4,07% que no compensa nada. Es un engaño". Éste es el tercer punto de la denuncia.

Sánchez hizo este anuncio al final de la cuarta manifestación que recorrió las calles de la capital en poco más de un mes. Entre 1.500 y 2.000 personas participaron en la marcha de ayer, pero esta vez no hubo colapsos.

La limitación a un máximo de 50 coches decretada hace dos semanas por la Delegación del Gobierno y refrendada por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid hizo mella en una manifestación que no logró, como otras veces, bloquear la ciudad.

Los directivos de la Federación Profesional no se olvidaron de la promesa hecha el lunes por el concejal de Circulación, José Ignacio Echeverría, de dotar al sector con 500 millones de pesetas para costear la próxima entrada del área unificada. Sánchez lo explicó: "Nos dejamos 11.000 millones de pesetas anuales entre, impuestos y seguros, y el Ayuntamiento nos ofrece 500 millones, o lo que es lo mismo, 500 pesetas mensuales por taxista. Es una miseria y una limosna que no estamos dispuestos a admitir".

No se fian del Ayuntamiento

La protesta de ayer comenzó en torno a las 11.30 en la plaza de José María Soler. La actitud de Echeverría en la reunión del pasado lunes con el sector del taxi motivó la convocatoria. "Todo son palabras vanas que no sirven de nada. Los acuerdos deben presentarse por escrito y han de aprobarse mutuamente. Lo de Echeverría son imposiciones y aún no he visto ninguna solución concreta", señaló Sánchez.Un total de 50 taxis encabezaron la marcha y, metros después, unas 2.000 personas a pie recorrieron las calles de Costa Rica, Alberto Alcocer y el lateral derecho del paseo de la Castellana hasta la plaza de Castilla, adonde llegaron sobre las dos de la tarde. Como ya ocurrió en las tres manifestaciones anteriores, hubo lanzamiento de huevos e insultos contra los taxis que no apoyaron el paro. Un espectacular despliegue policial controló la marcha mientras cientos de manifestantes coreaban: "Somos taxistas, no somos terroristas".

A su paso por el Ministerio de Industria, miembros de la federación presentaron una denuncia ante el Tribunal de la Libre Competencia contra el canon de 25 pesetas por el uso del aparcamiento de Barajas. "Nos obligan a pagar por trabajar, y eso no puede ser", señalaron. Y anuncian más protestas durante el próximo mes de marzo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 26 de febrero de 1998

Más información

  • 50 coches y unas 1.500 conductores a pie participaron en la protesta rodeados de policías