Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ybarra refuerza a Uriarte en el BBV con una vicepresidencia, en sustitución de Gúrpide

El Banco Bilbao Vizcaya (BBV) aprobó ayer una amplia remodelación de su consejo de administración, que tiene un claro triunfador, Pedro Luis Uriarte. El actual consejero delegado del grupo vasco une, desde ayer, a ese cargo el de vicepresidente. El ascenso de Uriarte lleva aparejada la salida de uno de los vicepresidentes, José Javier Gúrpide, que estaba apartado de las funciones ejecutivas en el grupo desde septiembre de 1994. José Antonio Sáenz-Azcúnaga, José Aureliano Recio y Vicente Eulate, éste último por edad, también abandonan el consejo.

El presidente del BBV, Emilio Ybarra, puso en marcha ayer la renovación del consejo de administración del grupo vasco. Propuso cambios de calado, que apuntalan el poder del actual consejero delegado, Pedro Luis Uriarte, al designarle también vicepresidente de la entidad.Uriarte, bilbaíno, de 55 años, ocupará el sillón que abandona el vicepresidente José Javier Gúrpide, que presentó la dimisión por razones de salud, según precisa la nota hecha pública ayer por el BBV. No obstante, la posición de Gúrpide en el seno de banco era difícil ya desde septiembre de 1994, cuando Emilio Ybarra decidió dar el máximo poder ejecutivo a Pedro Luis Uriarte, que fue consejero de Economía del Gobierno vasco entre 1 y 1984. Desde entonces, el poder de Gúrpide, que posiblemente también abandonará el consejo de Iberdrola, ha ido diluyéndose poco a poco hasta prácticamente desaparecer.

Justo al mismo ritmo al que Uriarte ha ido sumando éxito tras éxito, a caballo de una estrategia que bautizó como Plan de los 1.000 días y ha llevado a la entidad a rebasar con creces la barrera de los 100.000 millones de pesetas de beneficios netos, a formar un grupo con peso específico en Latinoamérica y a alcanzar una capitalización bursátil de 4,7 billones de pesetas.

Los cambios en el consejo de ayer no acabaron ahí. También lo abandonan José Aureliano Recio, José Antonio Sáenz-Azcúnaga y Vicente Eulate.

Recio, hombre tradicionalmente vinculado al PSOE, ha sido consejero de Economía y Fomento de la Junta de Andalucía, director general del BBV, presidente de Finanzia y del Banco Meridional y consejero de Sevillana de Electricidad. Su salida del consejo del banco vasco no supone que se desligue de él, pues tendrá un contrato de asesoramiento con la entidad y la representará en el consejo de administración de Autopista Vasco -Aragonesa.

Consejo sin ejecutivos

Sáenz-Azcúnaga, que ha desarrollado su vida profesional en el BBV, fue una de las personas del banco a las que se relacionó con Filesa, si bien quedó absuelto en la sentencia del caso. El ya ex consejero del BBV mantiene la presidencia de Metrovacesa, compañía inmobiliaria controlada por el grupo bancario. Vicente Eulate deja el consejo porque ha cumplido la edad de jubilación en el puesto, 70 años.Fuentes del BBV señalan que estos cambios persiguen diferenciar de una manera clara el consejo de administración del equipo ejecutivo de la entidad. Por ello, el consejo queda compuesto por personas que representan directamente el capital, con la única excepción de su nuevo vicepresidente y consejero delegado. Su función será definir las grandes estrategias del grupo y controlar las decisiones de los ejecutivos. Éstos, a su vez, se agruparán en el comité de dirección.

Los cambios aprobados ayer también parecen dar alguna pista sobre la sucesión en la presidencia del banco. Emilio Ybarra tiene en la actualidad 62 años y la fecha de edad de jubilación del presidente era, hasta la pasada junta general de accionistas (celebrada el 31 de enero pasado) de 65 años. En esa junta se aprobó una modificación de los estatutos de la entidad que traslada al consejo de administración la potestad de ampliar ese límite.

Ello le da al consejo la posibilidad de hacer una transición pactada y perfectamente pensada, sobre la base, según fuentes próximas al consejo del BBV, de, ampliar el mandato de Ybarra tres años más de los que le corresponderían con los estatutos antiguos, es decir, hasta los 68 años.

En ese periodo estaría acompañado por su eficaz mano derecha, el vicepresidente Pedro Luis Uriarte, que también dejaría sus funciones ejecutivas transcurrido ese periodo. El tándem prepararía así el nuevo BBV posteuro y daría paso al futuro presidente.

Sucesión

El máximo candidato para suceder a Ybarra es uno de los actuales vicepresidentes, José Domingo Ampuero. Es más, incluso en ese hipotético esquema de consenso también hay recambio para Pedro Luis Uriarte, José Ignacio Goirigolzarri, uno de los directores generales del banco.Goirigolzarri es un hombre de confianza de Uriarte, sobre el que ha recaído la responsabilidad de desarrollar y tutelar el proceso de expansión del BBV por Latinoamérica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de febrero de 1998

Más información

  • José Recio, José Antonio Sáenz-Azcúnaga y Vicente Eulate abandonan el consejo del banco