Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El jefe del ejército indonesio dice que no tolerará más disturbios

El general Wiranto, nuevo jefe de las Fuerzas Armadas indonesias, ha advertido que los 465.000 hombres bajo sus órdenes no permitirán un agravamiento de los actuales disturbios callejeros al tiempo que la policía de Yakarta dice haber descubierto planes para crear una atmósfera de conflicto a primeros del mes entrante con motivo de la reunión del Parlamento que debe reelegir al presidente Suharto. Más de 900 personas han sido detenidas y otras catorce han desaparecido desde que hace unas semanas comenzaron las manifestaciones y choques contra el alza de los precios y los problemas derivados de la crisis económica. Estos incidentes han costado al menos cinco vidas.La jornada de ayer fue tranquila en Indonesia, pero los responsables militares están empezando a considerar medidas de fuerza. Según el general Wiranto, un hombre de confianza de Suharto, el Ejército debe estar alerta para hacer frente al desafío a la seguridad nacional en las próximas semanas. Soldados y policías ya han empezado a aplicarse con vigor y organizaciones de defensa de los derechos humanos han dado cuenta de secuestros llevados a cabo por agentes o por militares. "El Gobierno ha reforzado sus actividades represivas y toda reacción de la comunidad es considerada como una amenaza a la seguridad del Estado", dicen estas organizaciones.

El presidente norteamericano, Bill Clinton, habló el viernes por teléfono con Suharto, por segunda vez en una semana, para alentarle a seguir un plan de reformas económicas para salir de la crisis, petición a la que ayer se sumó el G-7, reunido en Londres.

Más información en la página 54

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 22 de febrero de 1998