Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPERACIÓN TRUENO DEL DESIERTO

El ejército jordano envía blindados para contener las protestas en el sur

El Ejército jordano envió ayer a sus blindados a Maan, al sur del país, donde la tensión es altísima tras la muerte de un joven en los choques que enfrentaron el viernes a la policía con los manifestantes proiraquíes. "El Ejército tomará posiciones en las carreteras de acceso a Maan, sin entrar en la ciudad", declaró un alto responsable militar. El propio rey Hussein se desplazó a esta ciudad para intentar calmar a sus vecinos.

Según este portavoz militar, se trata de "contener la situación, y no de una enfrentamiento con el pueblo".

Los inicidentes del viernes, que ayer también tuvieron coletazos, provocaron, además de una muerte, heridas a otras 23 personas, la mayoría policías. Ayer por la tarde, las líneas telefónicas nacionales e internacionales de Maan quedaron cortadas, según fuentes oficiales.

El rey Hussein se entrevistó con el gobernador, con diputados y con senadores, y declaró: "Los que hayan causado los incidentes de Maan tendrán que responder de sus actos".

La situación cobró mayor tensión ayer en esta ciudad situada a unos 200 kilómetros al sur de Ammán cuando miembros "armados" de la familia de Mohamed Abdalá al-Jateb, el joven de 23 años muerto el viernes, "entraron a la fuerza al hospital y retiraron su cuerpo" antes de la realización de la autopsia, según fuentes hospitalarias. Después portaron el cadáver por las calles de Maan mientras disparaban al aire. Los manifestantes, con los rostros cubiertos y armados con fusiles automáticos, gritaban "por el alma y la sangre nos sacrificaremos para ti, ¡oh Sadam!", mientras otros atacaban a los coches de la policía y rompían sus cristales. Por la tarde, la familia enterró por fin el cadáver mientras proseguían los disparos al aire.

El 90% de los saudíes, por otra parte, se opone a un ataque militar contra Irak, según un sondeo publicado ayer. Arabia Saudí fue el territorio desde el que Estados Unidos y sus aliados lanzaron el ataque en 1991.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 22 de febrero de 1998