_
_
_
_

La Complutense nombra un nuevo director de su centro de Harvard para reactivarlo

Rafael Puyol, rector de la Universidad Complutense, ha nombrado un nuevo director para el Real Colegio Complutense de Harvard en un intento de reactivar esta institución, creada en 1990. El elegido es un veterano en los vericuetos universitarios, Manuel Pastor. Puyol le ha encomendado una doble misión: estrechar los lazos con la Universidad de Harvard (Massachusetts) y buscar patrocinadores que hagan menos gravoso el mantenimiento de la delegación. El Real Colegio se lleva este año 115 millones de pesetas del presupuesto.La sucursal de la Complutense en una de las universidades más prestigiosas del mundo fue inaugurada oficialmente por los reyes de España el 26 de abril de 1993, aunque ya por entonces llevaba tres años en funcionamiento. El máximo impulsor del proyecto fue el anterior rector, Gustavo Villapalos, que vio en la instauración de esta sede en Harvard una gran oportunidad de proyección internacional para la mayor universidad española (122.600 alumnos matriculados en el curso 1997-98).

Casi ocho años después, la experiencia americana arroja un saldo muy irregular. Por lo pronto, el Real Colegio es muy poco conocido lejos del ámbito universitario. "Estamos hablando de una apuesta muy a medio y largo plazo", subrayan desde el rectorado. Estas fuentes destacan que la Complutense es la única universidad con delegación en Harvard, un campus en el que imparten sus clases "una docena larga de premios Nobel". Por él han pasado más de 250 becados del país, no sólo de la Complutense. Y el Real Colegio se encuentra a diez minutos escasos de la biblioteca universitaria de Harvard, quizá la mejor colección científica del planeta.

Otros sectores complutenses realizan uña lectura bastante más crítica. "En Harvard no hay ni residencia ni actividad docente. Aquello sólo es un despachito para estudiar", apunta el decano de Económicas, Carlos Berzosa, uno de los catedráticos más significados en la oposición a Puyol. Y recalca: "Harvard ha sido hasta ahora una mera operación de imagen. El colegio sirve para pasar unas vacaciones, pero me temo que ni siquiera se forman equipos de trabajo conjuntos con investigadores estadounidenses. Lo que se hace allí también lo puedes hacer en Madrid desde tu despacho, con un ordenador conectado a Internet y todas esas cosas".

Firmas comerciales

Puyol se ha dado un plazo de un año para reconducir la situación. Manuel Pastor tomará posesión en breve con el cometido expreso de intensificar la relación con las autoridades académicas estadounidenses. El otro objetivo que le ha encomendado el rector es de naturaleza económica: concretar acuerdos de patrocinio con firmas comerciales para que la aventura americana de la Universidad Complutense salga más barata. En el presupuesto de este año, el Real Colegio Universitario tiene asignados 115 millones de pesetas. El equipo de gobierno deja claro que esta cifra, contextualizada en un presupuesto global que asciende a 53.855 millones en 1998, no se puede considerar excesiva. Con todo, el objetivo es reducirla o, en términos: más finos, "ajustarla".Desde la izquierda regional en la Asamblea de Madrid se ha llegado a realizar el siguiente planteamiento: el dinero con el que cuenta el colegio de Harvard supera holgadamente las partidas de inversión de las seis escuelas universitarias de la Complutense, así como las de 11 de las 20 facultades. A título de ejemplo, la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología, con 6.000 alumnos, dispone para 1998 de 115,4 millones en esta partida.

El gerente de la Universidad Complutense, Dionisio Rodríguez, entiende que este cálculo es erróneo "desde su misma raíz", ya que se pretende equiparar un presupuesto total (el de Harvard) con uno parcial. "Dicho de forma más coloquial, se están comparando peras con manzanas", indicó el gerente. Rodríguez señaló que cualquier facultad tiene más de 1.000 millones de pesetas para afrontar el año.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_