_
_
_
_
_

La juez aprecia imprudencia en el tiroteo entre 'ertzainas' y guardias civiles en Deusto

El Juzgado de Instrucción Nº 5 de Bilbao, encargado de investigar el tiroteo que enfrentó a agentes de la Ertzaintza y de la Guardia Civil en el barrio de Deusto, ha encontrado indicios de un presunto delito de imprudencia en la actuación de dos de los tres ertzainas y los dos guardias civiles implicados en el incidente más grave entre ambos cuerpos policiales. En el suceso, que tuvo lugar el 1 de marzo de 1997, resultaron heridos un miembro de la policía autónoma vasca y los dos guardias civiles.

El auto de la juez asegura que las dotaciones de ambos cuerpos sospecharon entre sí cuando se hallaban realizando "servicios no determinados" en el casco viejo bilbaíno. Tras un seguimiento por las calles de Bilbao, ambas dotaciones policiales, sin distintivos, se enfrentaron a tiros sin que se pueda precisar quien utilizó antes las armas. La magistrada considera que existió imprudencia en la actuación, ya que "no se adoptó precaución alguna por parte de los implicados, ni por los policías autónomos que eran seguidos, que no solicitaron a la base información del vehículo que les seguía", ni tampoco "por parte de los guardias civiles que sospechan de un vehículo, le siguen, piden información sobre el mismo, no la obtienen y continuan el seguirniento".

Además, la juez agrega que el uso de las armas por parte de los agentes debe ir precedida de "identificaciones previas como agentes de la autoridad" y, si la agresión continúa, "deben efectuarse disparos al aire o al suelo" y sólo en última instancia "sobre partes no vitales del cuerpo", algo que tampoco se hizo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_