Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ESCENA

El Teatro de Madrid inicia una nueva etapa dedicado a la danza

Todo está a punto para que vuelva a levantarse el telón del Teatro de Madrid, que el próximo día 19 inicia una nueva etapa bajo el mando de la productora Artibus, SL. Será a partir de ahora un local dedicado a espectáculos de danza. Y será también sede de la Antología de la zarzuela, el espectáculo que José Tamayo ha paseado por todo el mundo. Es precisamente este empresario y productor el que asumirá la dirección artística del local.

De la dirección técnica del Teatro de Madrid se ocupará José Manuel Garrido. La firma Artibus, SL es la que resultó elegida para hacerse cargo de la gestión y programación de este local, de propiedad municipal, al que el Ayuntamiento subvenciona con 60 millones anuales (40 millones menos que en la etapa anterior, cuando estuvo en manos de Madrid Género Lírico).La programación comienza con el Ballet de María Rosa, que se presenta con varias de las piezas más conocidas de su repertorio. Le seguirá el Ballet de Zaragoza, con el que debuta como directora Arantxa Argüelles. En abril llegará el Ballet Gallego Rey de Viana, y a continuación el espectáculo Flamenco, de Ricardo Franco. En mayo se podrá ver la Yerma de Carmen Cortés, y en junio, a la Compañía Nacional de Danza, que dirige Nacho Duato, aunque todavía no se sabe con qué programa se presentará esta formación. Cerrará esta temporada el Corpo Brazilian Dance Theater.

"Lo que me ha maravillado siempre de este teatro es su escenario. Después del Teatro Real no hay otro escenario con tantas posibilidades como éste, por sus elementos técnicos y su disposición frente al público", declaró ayer Tamayo durante la presentación de la nueva etapa del local. El escenario del Teatro de Madrid tiene 16 metros de ancho por 13 de fondo y 9 de altura. Las compañías que paesen por este recinto tienen a su disposición 26 camerinos, sala de masajes, sala de ensayo, sastrería y talleres de maquinaria y de iluminación.

"Se va a dar un espacio a los ballets españoles y a los de Madrid. También queremos que vengan otros importantes de fuera", añadió este empresario.

El 80% de la programación estará dedicada a la danza. Pero también ocupará su escenario la Antología de la zarzuela: "Por lo menos una vez por temporada, por espacio de cuatro o cinco semanas", especificó Tamayo. El director está preparando una nueva versión de este espectáculo, enteramente dedicado a Madrid, que se estrenará a comienzos del año que viene. "Nuestra zarzuela se ve en los mejores teatros de ópera del mundo. Es música culta y algo más importante: música popular", resaltó Tamayo.

Puesta a punto

La puesta a punto del teatro, en la que ha intervenido el Ayuntamiento, ha consistido en la revisión de su maquinaria, se ha mejorado la calefacción y la refrigeración, así como su anfiteatro, muchas de cuyas butacas no se podían usar por la mala visión. La barra, que se quedaba a la altura de los ojos, se ha sustituido por un cristal de seguridad. Con esta operación se ha conseguido aumentar el aforo del recinto.El nuevo Teatro de Madrid no se ha olvidado de los niños. Para ellos habrá funciones teatrales o danza todos los fines de semana. La próxima temporada, los responsables de la sala pretenden que haya funciones matinales para colegios.

Comienza la temporada para niños El duende del globo, una obra de teatro musical dirigida por Marisa Tejada; a mediados de abril se verá Jugando con pa Cuenca, del grupo Contratiempo, un espectáculo flamenco pensado para los pequeños. Y en mayo, La flauta mágica, el cuento que inspiró la ópera de Mozart, dirigido por Lorenzo Piriz Carbonell.

El programa que presenta el Ballet de María Rosa, una compañía con 34 años de historia, incluye El concierto de Aranjuez, con música del maestro Rodrigo y coreografía de María Rosa; el Zapateado de Sarasate que coreografió Antonio; y una jota montada por Pedro Azorín, uno de los grandes maestros de este género. En la segunda parte se verá un número goyesco con música de Enrique Granados y coreografía de María Rosa, o El tambor de granaderos, de Ruperto Chapí. La propia María Rosa interpretará Asturias, de lsaac Albéniz. Termina la función con un homenaje a García Lorca que consta de varias piezas flamencas, todas ellas con letras de canciones recopiladas por el poeta.

Ballet de María Rosa, en el Teatro de Madrid (avenida de la Ilustración, s/n, metro Barrio del Pilar), del 19 de febrero al 8 de marzo. Horarios en cartelera. De 1.000 a 3.000 pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de febrero de 1998

Más información

  • EL LOCAL REABRE EL JUEVES