Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

HB deberá condenar el terrorismo si quiere unirse a la denuncia al Consejo de Europa

Los tres partidos que el miércoles sacarán adelante una propuesta para denunciar ante la comisión de Derechos Humanos del Consejo de Europa la política penitenciaria del Gobierno de José María Aznar -PNV, EA e IU- introdujeron ayer un párrafo que obliga a HB a condenar el terrorismo si quiere sumarse al acuerdo. El documento, de 11 folios, será votado íntegro, sin posibilidad de hacerlo punto por punto, para evitar eludir "la denuncia de toda vulneración de derechos humanos, sea por actos violentos, de índole terrorista o de otra naturaleza", como por incumplimientos de la legalidad.

El documento será votado el miércoles, y es necesaria la abstención de HB para que salga adelante. Portavoces de los tres partidos aseguraron ayer que existe un compromiso para que el documento se vote íntegro e interpretaron la inclusión, a petibión de IU, del párrafo en el que condenan la violencia terrorista como una fórmula para que HB se abstenga en la votación, o por primera vez condene el terrorismo. Aunque la cita concreta que figura en el acuerdo de los nacionalistas e IU no especifica que se trate del terrorismo de ETA, los tres partidos la consideraron suficiente como para dejar a HB al margen del acuerdo o provocar un cambio de actitud en la trayectoria política de los miembros de la Mesa Nacional.

Documento para la Comisión

El documento que los partidos remitirán, a través del presidente del Parlamento vasco, Joseba Leizaola, a la Comisión de Derechos Humanos del Consejo de Europa expone el rechazo de los parlamentarios a la política penitenciaria llevada a cabo por el Ministerio del Interior, "quien despreciando y desoyendo los planteamientos" del Parlamento vasco "sigue manteniendo a un alto porcentaje de personas privadas de libertad en prisiones alejadas de su lugar de origen".El acuerdo pone en antecedentes al Consejo de Europa y explica todos los contactos con el Ministerio del Interior y los trabajos y acuerdos de la cámara vasca en lo referente al acercamiento de los presos.

Sin embargo, PNV, EA e IU son conscientes de que procedimentalmente el Parlamento vasco no puede plantear una queja a la comisión de Derechos Humanos del Consejo de Europa. "Es consciente esta comisión de que una denuncia debe ser interpuesta por un Estado contra otro, situación que no se corresponde con la condición de la comunidad autónoma vasca en relación con el Gobierno del Estado español".

A pesar de ello, piden al organismo europeo que tome en consideración la denuncia "y abra un expediente investigador". En caso de que éste concluyera que existe una conculcación de derechos humanos le piden que resuelva "o bien a través de una reglamentación amistosa o con la presentación de un informe ante el Consejo de Ministros".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de febrero de 1998