Jiménez de Parga, González Campos y Mendizábal aspiran a la presidencia

Los catedráticos Manuel Jiménez de Parga y Julio Diego González Campos y el juez de carrera Rafael Mendizábal aspiran a presidir el Tribunal Constitucional del que forman parte como magistrados. Aunque en teoría, tras la próxima renovación parcial, podría ser elegido presidente alguno de los cuatro nuevos magistrados, se invoca la regla no escrita de que se elija entre los ocho antiguos. Otra tradición que hasta ahora siempre se cumplió fue la de reclutar el presidente de entre los catedráticos.

De los tres aspirantes a la presidencia sólo uno, de resultar elegido, rompería esa tradición: Rafael Mendizábal, jienense de 70 años, magistrado del Tribunal Supremo y número uno del escalafón de la carrera judicial. Aspiró a presidir el Tribunal Supremo y el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) cuando en 1996 resultó elegido Javier Delgado Barrio. En la etapa predemocrática fue subsecretario de Educación y Ciencia y de Justicia. Después, presidió la Audiencia Nacional de 1977 a 1986 y a partir de ese año la Sala Tercera de lo Contencioso-administrativo del Tribunal Supremo.

Más información

Los otros dos aspirantes a presidir el Constitucional son catedráticos. Manuel Jiménez de Parga, granadino de 68 años, ha sido catedrático de Derecho Político y Constitucional durante 40 años -varios de ellos decano de la Facultad de Derecho de Barcelona-, aparte de diputado de las Cortes Constituyentes, ministro de Trabajo con el Gobierno centrista de Adolfo Suárez, embajador español ante la Organización Internacional de Trabajo durante tres años y consejero de Estado. Columnista periodístico y abogado ejerciente, Jiménez de Parga fracasó en 1989 cuando intentó desalojar a Antonio Pedrol como decano del Colegio de Abogados de Madrid y cuando en 1994 fue candidato a Defensor del Pueblo.

El otro aspirante es Julio Diego González Campos, sevillano de 65 años, catedrático de Derecho Internacional Privado durante 25 años, que fue dos años decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Madrid y otros dos rector de esta universidad. Ha representado a España en diversos foros internacionales y se ha pronunciado, como especialista en la materia, en contra del abandono español del Sáhara Occidental. En 1979 fue propuesto por el PCE para la alcaldía de Oviedo, cargo que no obtuvo, como tampoco resultó elegido dos años antes como diputado de las Cortes Constituyentes, presentado en la lista del PCE por la misma provincia, encabezada por Dolores Ibarruri.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 06 de febrero de 1998.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50