Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

...Y DEMASIADO

"El presidente debería estar contento", reza el eslogan de la publicidad de una fábrica polaca de muebles, insertada hace dos días en un diario de gran tirada. En la foto pueden apreciarse las caras sonrientes de un grupo de chinos, supuestamente clientes de la empresa. Encima de ellos figura el retrato del propio presidente, Aleksander Kwasniewski, igualmente satisfecho. La publicidad se convirtió inmediatamente en objeto de furibundas críticas de la oposición. "Es algo horroroso comentaba Jerzy Osiatynski, líder de la liberal Unión de la Libertad. Incluso los compañeros de Kwasniewski de la Socialdemocracia de la República (ex comunista) están preocupados: "Es desafortunado e impropio", comentó el ex primer ministro socialdemócrata Jozef Oleksy. "Es un anuncio y no una publicidad", explicaba ayer Kwasniewski, asegurando que dio permiso para la divulgación de la publicidad sólo porque le interesa la promoción de los productos polacos en Asia.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de febrero de 1998