Frente patronal franco-italiano contra las 35 horas semanales

La patronal francesa y la italiana anunciaron ayer en París que están dispuestas a recurrir ante Bruselas en contra de la semana laboral de 35 horas. "En Italia esta solución dirigista no es aceptada ni por la patronal ni por los sindicatos" dijo Giorgio Fossa, presidente de Cofindustria, mientras Ernest-Antoine Seillière, que lidera la patronal francesa CNPF, denunciaba el carácter "autoritario" de la ley que "si bien es posible que cree algunos puestos de trabajo, también va a provocar la desaparición de otros a causa de una reducción de las inversiones, de localizaciones de empresas y desánimo de los jóvenes empresarios".Ambas patronales están dispuestas a multiplicar sus contactos con el resto de las patronales europeas para sensibilizarles ante este problema y extender la protesta. Fossa explicó que, según sus cálculos, la semana de 35 horas supondría "un aumento del orden del 14% del coste del trabajo", algo que para Seillière es insostenible para "dos países que compiten con sus vecinos europeos" y que van a verse "desfavorecidos en el momento en que se pone en marcha el euro".

La ley de reducción del tiempo de trabajo se está discutiendo en la actualidad en la Asamblea Nacional francesa y está aún en fase de proyecto en Italia. Son los dos países en los que el Gobierno la ha dado el visto bueno.

En España, IU se dirigirá la próxima semana al PSOE y otros grupos, salvo el PP, para negociar de forma "flexible" un acuerdo para reducir por ley la semana laboral a 35 horas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS