Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 95% de las mujeres muertas por malos tratos estaba en trámite de separación

Más del 95% de los fallecimientos por malos tratos ocurridos en España durante 1997 corresponden a mujeres separadas o en proceso de separación que ya habían denunciado agresiones con anterioridad, según afirmó ayer la presidenta de la Federación de Mujeres Separadas y Divorciadas, Ana María Pérez del Campo en la presentación del Foro de Madrid contra la Violencia a las Mujeres, que pretende ampliarse a las demás comunidades autónomas y que se presentará como acusación particular en los juicios por malos tratos.

En este foro contra los malos tratos, formado por diferentes asociaciones feministas, sindicatos y partidos políticos, a excepción del Partido Popular, se difundieron los siguientes datos sobre la violencia que sufren las mujeres: sus componentes afirman que sólo se denuncia el 5% de las agresiones y que esas denuncias fueron 18.872 el pasado año, el mismo ejercicio en el que 75 mujeres murieron a manos de sus maridos y compañeros y que otras 350 sufrieron lesiones de consideración, como apuñalamientos, fractura de huesos o pérdida de audición y visión.La presidenta de la Federación de Mujeres Separadas y Divorciadas, Ana María Pérez del Campo, afirmó que la violencia que padecen las mujeres incluye la agresión física, en ocasiones con resultado de muerte, la violencia sexual, la psicológica y la económica. En este último aspecto, resaltó que un 80% de los padres con profesiones liberales no paga las pensiones de sus hijos. La presidenta del Consejo de la Mujer, Isabel Gutiérrez, mientras, destacó la mayoría de los ataques, letales o no, se efectuan por el agresor en presencia de los hijos. "La violencia engendra violencia, en ambientes violentos los niños se convierten en potenciales agresores y las niñas en potenciales víctimas", afirmó Gutiérrez.

Las diferentes asociaciones de mujeres que aglutina el nuevo Foro mantienen que lo más importante y urgente para solucionar el problema es la aplicación de la legislación existente, antes que una modificación del Código Penal. En este sentido, la presidenta de la Comisión de Investigación de Malos Tratos, Consuelo Abril, concretó que a pesar de que la agresión está tipificada como delito, los jueces suelen solucionar estos casos como juicios de faltas. Estos procedimientos, en opinión de Consuelo Abril, "no ofrecen garantías procesales y suelen terminar con una absolución por falta de pruebas o sentencias muy leves que animan al agresor, como multas de mil pesetas o penas de uno a tres fines de semana".

Las asociaciones del Foro añaden que la legislación actual ya contempla las amenazas como delito y permite ejercitar acciones como el alejamiento u otras medidas cautelares para proteger a la víctima. Las asociaciones criticaron la ausencia del PP del nuevo Foro. "Se conjuga muy mal la propuesta de medidas de choque por parte del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales con la ausencia del Foro del partido del Gobierno", aseguró Elena Almazán, del PSOE.

La Comisión de la Mujer del PP difundió ayer tarde un comunicado en el que asegura que "los hombres y las mujeres del Partido Popular de Madrid comparten la preocupación" del Foro constituido en Madrid. Y añaden: "Las acciones realizadas por el PP en la última legislatura reflejan un verdadero compromiso de nuestro partido en erradicar la violencia contra las mujeres".

Entretanto, la ministra deJusticia, Margarita Mariscal de Gante, anunció ayer en Alicante que su departamento está estudiando las reformas legales necesarias para garantizar la seguridad de cónyuges afectados por la violencia familiar. En octubre, en su comparecencia ante la comisión mixta Congreso Senado sobre la mujer, dijo que estudiaría este tipo de cuestiones y para abril próximo se tendrá una propuesta concreta sobre los malos tratos "no sólo a mujeres sino al cónyuge en general".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de enero de 1998

Más información

  • Justicia presentará en abril su proyecto legal para castigar los malos tratos