Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Serra releva al general responsable del polémico sorteo del servicio miIitar

Con más de dos meses retraso, el polémico sorteo de la mili del pasado 12 de noviembre se ha cobrado su primera víctima. El ministro de Defensa, Eduardo Serra, ha relevado del cargo al subdirector general de Reclutamiento, el general Alfredo Ezquerro Solana. No es el único cese en la Dirección General de Reclutamiento y Enseñanza Militar, la más importante del ministerio en estos momentos: el general José García Rodríguez, ausente de su despacho desde mediados de noviembre, ha sido destituido como subdirector de Prestaciones.

El pasado 12 de noviembre, el Ministerio de Defensa sorteó a los 165.342 integrantes del contingente de 1998 para elegir al azar a los 16.442 jóvenes eximidos de la mili por excedente de cupo. Inmediatamente surgieron las denuncias contra el procedimiento empleado para designar a los beneficiados, ya que no todos los números tenían aritméticamente las mismas posibilidades de salir de los bombos.El ministro Eduardo Serra acabó reconociendo el error, pero defendió la equidad del procedimiento alegando que, al menos en la primera parte del sorteo, el reparto de los números entre los reclutas, existió total igualdad de oportunidades. La polémica llegó incluso al Congreso de los Diputados, donde, por un solo voto de diferencia, resultó derrotada la propuesta de repetir el sorteo.

Más de dos meses después, cuando la polémica ya estaba apagada públicamente y los recursos de los afectados han entrado en la interminable vía judicial, el ministro Eduardo Serra ha decidido relevar al responsable directo del sorteo, el general de brigada del Ejército de Tierra Alfredo Ezquerro Solana. Su cese se ha realizado de forma discreta, presentándolo como un cambio de destino.

Sin embargo, el nuevo puesto adjudicado al general Ezquerro, adjunto al jefe de la Fuerza de Acción Rápida, carece de contenido real, según las fuentes consultadas. Se creó para dar una salida provisional al general Francisco Javier Zorzo mientras quedaba vacante la jefatura de la Brigada Legionaria, a la que finalmente fue destinado.

En medios militares se considera que el cese del general Ezquerro es extemporáneo, por el tiempo transcurrido desde el sorteo, e injusto, pues no puede atribuírsele toda la responsabilidad por lo ocurrido.

Otro caso es el del general José García Rodríguez, subdirector general de Prestaciones y Promoción Profesional, que ha sido destituido tras más de dos meses de ausencia de su despacho.

García Rodríguez, general de brigada del Ejército del Aire, tomó la baja por depresión a mediados del pasado mes de noviembre tras enterarse de que había sido vetado para el ascenso a general de división. García Rodríguez fue requerido por los responsables de Defensa para que se reincorporase a su puesto y continuase al frente de la Subdirección General hasta el próximo 25 de febrero, cuando está previsto que pase a la reserva. Ante su negativa a volver, el ministro Eduardo Serra no ha tenido más remedio que firmar su destitución inmediata.

El cese de Ezquerro y García Rodríguez deja vacantes dos de las tres subdirecciones de la Dirección General de Reclutamiento y Enseñanza en un momento muy delicado, ya que es ahora cuando debe ponerse en marcha el proceso de profesionalización de las Fuerzas Armadas, lo que obligará a redactar una nueva ley y múltiples reglamentos. El primer hito del proceso será la convocatoria de 12.500 plazas de tropa y marinería profesional a lo largo de este año.

Las dos subdirecciones vacantes son, además, las más importantes, pues la tercera, Enseñanza y Formación Militar, ha concluido el grueso de su tarea con la aprobación de los planes de estudio militares y se había pensado incluso traspasarla a la Dirección General de Personal.

Fuentes de Defensa indicaron que ya están decididos los nombres de los dos nuevos subdirectores, cuyos nombramientos se producirán en los próximos días, de forma que la actividad de la Dirección General no se resienta con los relevos. Los dos generales cesados fueron nombrados en septiembre de 1996, después de la llegada del PP al Gobierno, pero antes de que tomara posesión el actual director general de Reclutamiento y Enseñanza, Jesús Pérez Esteban.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de enero de 1998

Más información

  • Destituido otro oficial por faltar a su despacho desde noviembre