Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ardanza pide a Herri Batasuna que fuerce a ETA a dejar las armas

El lehendakari José Antonio Ardanza aprovechó ayer la conmemoración del décimo aniversario de la firma del Pacto de Ajuria Enea para lanzar un mensaje a Herri Batasuna para que fuerce a ETA a dejar las armas y pueda abrirse un diálogo que destierre para siempre la violencia. Ardanza, en una declaración institucional pronunciada pocos meses antes de que abandone su puesto al frente del Ejecutivo de Vitoria, aseguró que ETA es un problema de los vascos, que deben ser quienes lo resuelvan, y no el reflejo de una confrontación entre el pueblo vasco y España.

Ardanza reunió ayer a los firmantes del pacto de 1988 y ha convocado para el viernes una reunión de la Mesa, que pretende utilizarla para revitalizar sus contenidos. En el mensaje institucional de ayer, el lehendakari aseguró que el problema de ETA no estriba en sus reivindicaciones, sino en que intenta "imponerlas por la fuerza" de forma "incompatible con la democracia". Por ello, dijo, "no es un problema de nacionalismo, sino de democracia". El discurso de Ardanza insistió en la idea de la responsabilidad de los vascos para poner fin al problema de la violencia y en la que tiene Herri Batasuna para que logre emplazar a ETA para abandonar la violencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de enero de 1998

Más información

  • El 'Iehendakari' afirma que sólo el fin de la violencia abriría el diálogo