Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Renfe reclama a la Comunidad 5.476 millones por el uso de su red de cercanías

Renfe y el Consorcio de Transportes llevan dos años sin ponerse de acuerdo sobre el número de viajes que los madrileños efectúan en la red de cercanías utilizando el Abono Mensual de Transportes.La compañía ferroviaria reclama al Consorcio 5.476 millones de pesetas correspondientes a viajes realizados con el Abono Mensual de Transportes en su red de cercanías durante 1995 y 1996. El Consorcio de Transportes no reconoce como verdaderos esos viajes.

En su memoria de 1996, el Consorcio, organismo dependiente de la Comunidad de Madrid, ha registrado 130 millones de viajes en la red de cercanías de Renfe, de los que el 70% (91 millones) se hicieron con el Abono Mensual de Transportes. El resto pasó por las taquillas de Renfe. Estas cifras están a mucha distancia de las que ofrece la compañía ferroviaria. En su balance de 1996, Renfe reflejó 180 millones de viajes, de los que 126 millones (70%) se habrían efectuado con el Abono Mensual.

Los ingresos por la venta del Abono Mensual de Transportes, título que permite viajar ilimitadamente por la Comunidad de Madrid en Metro, EMT, autobuses interurbanos y Renfe, llegan directamente a la caja del Consorcio. Este organismo reparte ese dinero (más de 30.000 millones en 1996) entre Metro, EMT, autobuses interurbanos y Renfe, en función del número de viajes que se realizan en cada uno de estos medios de transporte con la tarjeta del Abono Mensual.

En el reparto, Renfe se considera discriminada y pide mucho más dinero del que cobra todos los años del Consorcio.

En 1996, el organismo regional pagó a Renfe 8.306 millones de pesetas. Ese año, la compañía ferroviaria reclamó 2.265 millones más.

En 1995 tampoco hubo acuerdo y Renfe exigió al Consorcio 3.211 millones más de los que recibió.

José Ignacio Iturbe, gerente del Consorcio del Transportes, aclara, antes de explicar los detalles del conflicto, que las relaciones del organismo que dirige con Renfe son "magníficas".

Después explica que se trata tan sólo "de una discrepancia .matemática". "Renfe aplica para hacer sus cálculos la encuesta trianual de 1991 a 1993, mientras nosotros defendemos para hacer las cuentas el último estudio del Consorcio de Transportes realizado en 1996".

Iturbe aclara que aunque en los últimos años se ha incrementado la venta de Abonos de Transportes en la Comunidad de Madrid, la movilidad en la red de cercanías ha disminuido y se hacen menos viajes.

Por esa razón, el Consorcio ha rebajado la factura que abona a Renfe en concepto de compensación por la utilización del Abono de Transportes en la red de cercanías. "Según nuestros estudios de movilidad, ha subido mucho la utilización de los autobuses interurbanos, que son los grandes competidores de las cercanías de Renfe. De hecho, en los últimos cinco ejercicios la demanda en los autobuses interurbanos ha crecido cada año por encima del 10%", destaca Iturbe.

PASA A LA PÁGINA 3

Subvención estatal

La Agencia Tributaria reclama 3.400 millones al Consorcio

Un contrato programa firmado por la administración central con la autonómica en 1989 obligaba al Ministerio de Economía y Hacienda a financiar anualmente el funcionamiento del transporte público madrileño con una subvención de 21.600 millones de pesetas. .Los inspectores de la Agencia Tributaria entendían que la subvención estatal, equivalente a una ayuda de 18 pesetas por cada viajero transportado, estaba sujeta al pago del IVA, por lo que la Comunidad de Madrid tenía que devolver el 7%.

Pero el Consorcio Regional de Transportes, entonces gestionado por socialistas, se negó a pagar, pues opinaba que el organismo público de la Comunidad de Madrid estaba exento de pagar dicho impuesto al Ministerio de Hacienda.

Los actuales responsables del Consorcio de Transportes, del Partido Popular, presentaron hace más de un año un recurso ante el Tribunal Económico Administrativo de Madrid para evitar el pago de los 3.458 millones de pesetas. El asunto todavía está pendiente de resolución.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de enero de 1998

Más información