Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El IRA expresa su impaciencia por la falta de progreso en las negociaciones

, El Ejército Republicano Irlandés (IRA) culpó ayer al Gobierno británico de contribuir al "vacío político" que han aprovechado los terroristas protestantes para renovar su violencia contra la comunidad católica norirlandesa. En la víspera de la entrevista de Mo Mowlam, ministra británica para Asuntos de Irlanda del Norte, con los presos de la Asociación para la Defensa del Ulster (UDA) en la cárcel de Maze, el IRA advirtió sobre "la impaciencia de muchos nacionalistas" ante la falta de progreso de las negociaciones.

Procurar el apoyo de los presos lealistas en el proceso de paz es el propósito de este encuentro sin precedentes en. la política antiterrorista británica. "No voy a hacer concesiones ni a negociar, sino a explicar que las medidas que persiguen, incluidas las liberaciones anticipadas, se tratarán dentro del contexto de un acuerdo negociado. Es necesario negociar para progresar y alcanzar un acuerdo", señaló Mowlam.

La visita ha provocado reacciones encontradas. El gobernador de Maze, Martin Mogg, la calificó de "decisión valiente" al tiempo que brindó su apoyo a la ministra. Los portavoces políticos de los presos, el Partido Demócratico del Ulster (UDP), hablaron ayer de un "rayo de esperanza" en referencia a la posibilidad de que se mantenga la tregua lealista. Sin embargo, la iniciativa de Mowlam provocó divisiones internas en el partido unionista que lidera David Trimble, mayoritario en la provincia. Su diputado William Ross, que el día anterior criticó el encuentro de Trimble con el mismo colectivo de presos, acusó ayer a Mowlam de ''intensificar la sensación de crisis". La población británica, por su parte, leyó titulares como el de The Dady Telegraph advirtiendo que "Mowlam se entrevista con asesinos".

La ministra sigue adelante con su arriesgada estrategia, y ayer extendió su invitación a los presos del IRA. A última hora de la tarde aún no habían dado su respuesta, pero el mensaje de sus compañeros fue claro: "Recordamos al Gobierho británico", escribió el periódico del Sinn Fein, An News, "que tiene la responsabilidad de hacer avanzar el proceso. El fracaso no es una opción".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de enero de 1998