Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Angustioso rescate por helicóptero de los diez tripulantes de un pesquero gallego en el Gran Sol

, Un helicóptero británico logró rescatar ayer a los 10 tripulantes del pesquero gallego Sonia Nancy, que amenazaba con hundirse en medio de una imponente tempestad en aguas del Gran Sol. Olas de hasta 21 metros y vientos huracanados impidieron varios intentos de rescate por mar del Sonia Nancy, que quedó a la deriva a unos 320 kilómetros al suroeste de las costas del Reino Unido. Los marineros, nueve españoles y un irlandés, pudieron ser finalmente izados al helicóptero de salvamento y trasladados sanos y salvos a la localidad costera de Cornualles.

El temporal, que remitirá mañana en el norte peninsular español, ha sido tan virulento en la costa oeste de Francia y al sur de Reino Unido llegó prácticamente a interrumpir el tráfico de ferrys en el Canal de la Mancha. Vientos de hasta 180 kilómetros por hora han causado múltiples cortes de electricidad, del tráfico ferroviario y hasta han obligado a derruir una iglesia en las afueras de Lille (Francia) por los graves desperfectos causados por el vendaval.En el Gran Sol, el Sonia Nancy, con los motores averiados y varias vías de agua, estaba a la deriva y amenazaba con hundirse. El primer intento de rescate de este pesquero que faenaba bajo bandera irlandesa lo realizó el Mapescal, otro pesquero también español que faenaba bajo bandera británica. Pero a las siete de la mañana un golpe de mar, rompió el cable que unía ambas embarcaciones. Los posteriores intentos de reestablecer el enganche resultaron fallidos. El Sonia Nancy, además, sólo contaba con un bote de salvamento con capacidad para seis personas cuando en él faenaban diez hombres.

El Mapescal alertó al Centro Nacional de Coordinación de Salvamento de Madrid sobre la critica situación del pesquero averiado, desde dónde se pidió ayuda al centro de salvamento británico MRCC Falmouth.

El avión de reconocimiento escocés Nimrod de Kinloos llegó hasta el lugar donde se encontraba el pesquero y lanzó dos botes salvavidas. Ambos pudieron ser recogidos por la tripulación, concentrada en achicar el agua que amenazaba con hundir el Sonia Nancy. Posteriormente, un barco contenedor francés intentó, sin éxito, lanzarle un cable. Ya a media tarde, con la sala de máquinas inundándose y tras una tormenta con aparato eléctrico que impidió nuevos vuelos al Nimrod de Kinloos, el helicóptero rescató a los pescadores. El marino del Chirleu que cayó al mar el sábado también en aguas del Gran Sol es Juan Omil Juncal, de 42 años, padre de cuatro hijos, y domicilio en Marín (Pontevedra).

Entretanto, Tráfico y Protección Civil siguen recomendando máxima precaución en los desplazamientos por el norte peninsular por los fuertes vientos, así como por las provincias de Guadalajara, Madrid, Logroño, Jaén, Ourense y Segovia por la niebla.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 5 de enero de 1998

Más información

  • El barco sólo llevaba un bote salvavidas con capacidad para seis personas