Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La prensa mexicana anuncia la reaparición de Gutiérrez Barrios, pero no aclara su secuestro

El prominente político mexicano y ex ministro del Interior Fernando Gutiérrez Barrios ha dado las primeras señales de vida después de permanecer ocho días desaparecido. En una llamada a un columnista y en una carta remitida a un diario nacional, Gutiérrez Barrios, responsable durante años de los servicios de seguridad, asegura encontrarse bien y estar disfrutando de unas vacaciones. Varios medios mexicanos, sin embargo, han confirmado que el político estuvo secuestrado durante una semana y que fue liberado el pasado martes tras pagar un rescate.El ex ministro no ha comparecido todavía ante la opinión pública. Hasta ahora se ha limitado a desmentir la noticia de su captura para "evitar mayores especulaciones que puedan afectar la tranquilidad de la sociedad". Según el periódico Reforma, Gutiérrez Barrios está pensando si cuenta lo sucedido, tal y como le reclaman numerosos correligionarios. El rotativo confirma el secuestro, ocurrido en la capital hace nueve días, y el pago de un rescate, que fue entregado en el Estado de Hidalgo y cuya cuantía no se ha precisado. Durante su cautiverio el ex ministro se negó a dar el nombre de sus medicamentos para precipitar las negociaciones.

Entre las hipótesis que se han manejado sobre la autoría del secuestro está la del Ejército Popular Revolucionario (EPR) quien alimenta sus arcas con este tipo de acciones, en las que ha demostrado gran pericia. Otras versiones apuntan a la venganza o a una jugada política dentro del gubemamental Partido Revolucionario Institucional (PRI). Mientras se espera alguna clase de explicación oficial el caso pone de manifiesto el grado de depuración y efectividad que ha alcanzado la industria del secuestro en este país.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de diciembre de 1997