Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos detenidos y una denuncia sindical durante el paro del metro

La primera de las tres jornadas de paros parciales convocadas por parte del comité de empresa del metro se saldó con la habitual guerra de cifras en este tipo de refriegas laborales. Un portavoz de la compañía redujo el seguimiento del paro a un 6% de la plantilla, "un porcentaje muy reducido entre 5.400 trabajadores", mientras UGT elevó el retraso de algunos convoyes hasta los 25 minutos. Menos dudas ofrecen los episodios más conflictivos de la jornada: la policía detuvo a dos empleados en la estación de Pavones (línea 9) por entorpecer supuestamente la circulación de los trenes, mientras que los secretarios generales de UGT y Comisiones Obreras comparecieron en el juzgado de guardia para formalizar una denuncia por presunto delito contra la libertad sindical.Los arrestados en Pavones están afiliados a Solidaridad Obrera. Metro les acusa de haber bajado a la vía "en un intento de interrupción del servicio y de alterar el orden público". Uno de ellos prestó declaración en la comisaría, mientras su compañero pidió acogerse al habeas corpus, informa Europa Press.

También se vivieron escenas de tensión en la estación de Laguna, donde los máximos responsables de UGT y CC OO en la compañía -Eduardo Hernández y Javier Pérez respectivamente- intentaron sin éxito informar a sus compañeros de los motivos de la huelga. Cuatro guardas de seguridad les impidieron la entrada en cumplimiento de "órdenes superiores", según la denuncia presentada en el juzgado 27.

Los convocantes de la protesta insistieron ayer en los motivos de su malestar: "Las tarifas crecen injustificadamente y en 1996 aumentamos la productividad en un 13%, pero nuestros salarios siguen congelados", aseguró el comité de empresa en un comunicado. "Y. ello", apostilló la secretaria de información de CC OO, Rosa Robles, "porque la Comunidad y el Ayuntamiento reducen las partidas para transporte público y obligan a Metro a endeudarse cada vez más". Las protestas, que no secundan el Sindicato de Conductores ni USO, se repetirán mañana y el día 30.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de diciembre de 1997