Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presupuesto del salario para pobres se dispara en 1998 con mil millones más

El Ingreso Madrileño de Integración (IMI), o salario social, tendrá mil millones más en los presupuestos regionales para 1998. Si este año la Comunidad dedica 3.372 millones de pesetas para ayudas a las familias o personas más empobrecidas, en 1998 serán 4.459 los millones destinados a este programa.De ese dinero, 4.141 millones son para pagar ayudas de unas 40.000 pesetas mensuales a estas personas y el resto para cursos que promuevan su inserción laboral. Hay otros 100 millones de proyectos financiados por el Fondo Social Europeo.

El número de perceptores del IMI ha ido creciendo desde su creación, en 1990, y ahora se sitúa en unas 8.000 familias, según informa Efe. Con el aumento presupuestario se pretende pagar la prestación con mayor holgura, ya que, desde hace años, al incrementarse el número de beneficiarios, se han ido generando retrasos y esperas en el cobro de este mínimo mensual porque los fondos no daban abasto.

El IMI se creó para atender a colectivos marginados, pero se ha ido convirtiendo en el último recurso para parados sin problemas de integración que han agotado las últimas prestaciones del desempleo. El perfil más común de los perceptores de esta ayuda es el de una mujer con cargas familiares no compartidas (un 30%) y, cada vez más, el de personas solas (un 29,5%).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 28 de noviembre de 1997