Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno egipcio sanciona a 1.600 profesores ligados al integrismo

El ministro de Educación de Egipto, Husein Kamel Bahaedin, anunció ayer que había prohibido impartir clase en los centros públicos de enseñanza a más de 1.600 profesores sospechosos de mantener lazos con movimientos integristas, quienes han sido trasladados a los servicios administrativos de su departamento. En una entrevista publicada ayer por el diario oficialista Al Ajbar, Bahaedin justificó la aplicación de la medida disciplinaria por el auge del extremismo islámico. "No toleraremos que Egipto se convierta en otra Argelia ni en un semillero de terrorisrno".

El titular de la cartera de Educación precisó: "Hemos separado a los integristas de las escuelas porque la educación no es un terreno en el que tenga cabida el extremismo, y el Estado, según la Constitución, tiene el derecho de controlar la enseñanza. No toleraremos la presencia de quienes intentan imponer el terrorismo y el integrismo en las escuelas. Es una cuestión de vida o muerte".

Por otro lado, seis altos cargos del Ministerio del Interior egipcio -entre ellos el director de Seguridad de Luxor, donde fueron asesinadas 68 personas, 58 de ellas turistas extranjeros-, van a ser juzgados por "negligencia grave" en relación con el atentando del pasado día 17.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 28 de noviembre de 1997