Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Familias de dos jóvenes asesinados llevarán a juicio a Winnie Mandela

Johanesburgo

Winnie Madikizela-Mandela tendrá que hacer frente a los procesos que iniciarán ante la justicia ordinaria los familiares de dos jóvenes negros a quienes, presuntamente, mató o mandó matar la ex esposa del actual presidente surafricano, Nelson Mandela. El anuncio lo hizo la ex parlamentaria británica Emma Nicholson tras una sesión de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación (CVR) considerada por algunos de los asistentes como "la más dramática" desde la creación de esta instancia -política, no judicial- al término del régimen segregacionista.

"Me importa un rábano", fue la declaración de Winnie ante la prensa sobre la intención de Nicholson de instruir procedimientos legales contra ella en nombre de Joyce Seipei, madre del activista juvenil Stompei Seipei, asesinado en 1988 por Jerry Richardson, uno de los guardaespaldas de la dirigente del Congreso Nacional Africano (CNA).Las aspiraciones políticas de Winnie, que aspiraba a lograr un puesto de relevancia en el congreso que tiene previsto celebrar el partido el próximo mes de diciembre, parecen hacer aguas después de tres días de estremecedores testimonios que dan cuenta de que o estuvo presente o participó en apaleamientos cometidos en el patio trasero de su casa y de su implicación en seis asesinatos.

Nicholson añadió que actuará también en nombre de Nicodemus Sono, padre de Lolo Sono, supuestamente apaleado por Winnie y sus guardaespaldas poco antes de desaparecer. Nicodemus Sono aseguró ante la CVR que la última vez que vio a su hijo fue en un vehículo en compañía de Winnie y Richardson.

Mientras que el ministro surafricano de Seguridad, Sydeny Mufamadi, aseguró ayer que esperaría. al informe que elabore la Comisión de la Verdad antes de reabrir la investigación sobre las acusaciones de asesinato que pesan sobre la ex esposa del presidente, líderes del CNA recordaron que en 1989 intentaron sin éxito poner fin al reino de terror implantado por Winnie Madikizela-Mandela y su Mandela United Football Club. Cinco veteranos de la lucha contra el apartheid declararon ante el arzobispo Desmondo Tutu y la comisión impulsada por el propio prelado que había intentado comprobar las informaciones que aseguran que Stompie Seipei fue maltratado y quizá asesinado en casa de Winnie.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 28 de noviembre de 1997

Más información

  • "Me importa un rábano", dice la dirigente"