Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Blair admite que cometió errores en una donación a su partido

El primer ministro británico, Tony Blair, admitió ayer haber cometido errores en la controversia provocada por la millonaria contribución del organizador de la fórmula 1 al Partido Laborista, pero negó que esa donación tuviera que ver con su polémica autorización para que la industria tabaquera patrocine a ese deporte.

El mea culpa de Blair, realizado a través de la BBC, no consiguió ahuyentar el espectro de crisis que se cierne sobre los laboristas, hoy acusados de servilismo frente a la estructura capitalista. El escándalo era descrito ayer como una manifestación de que el Gobierno ha roto promesas electorales y está sucumbiendo a la influencia de las grandes empresas.

A ello se suman informes de que los laboristas recibieron donaciones de varios millones de libras esterlinas de compañías que esperan tener pingües ganancias con la aprobación ministerial de controvertidos proyectos urbanos. Citando a fuentes laboristas, The Sunday Tinies dijo que lord Sainsbury, el presidente de la cadena de supermercados que lleva su nombre y uno de los hombres más acaudalados del Reino Unido, donó un millón de libras esterlinas al Partido Laborista y que su compañía, ya ha recibido aprobación gubernamental para construir un gran supermercado. "Nunca haría algo malo o impropio ni cambiaría de política por el hecho de que alguien apoye o haga contribuciones al Partido Laborista. Creo que deberíamos aprender la lección de todo esto y cuando ocurra algo similar actuemos mejor y de una manera más rápida", dijo Blair.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 17 de noviembre de 1997