Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rechazada la suspensión del juicio de Roldán por la ausencia de Paesa

El tribunal del caso Roldán rechazó ayer la suspensión de la vista solicitada por la defensa del procesado ante la incomparecencia como testigo de Francisco Paesa, en paradero desconocido según los faxes remitidos a la sala por Interpol.En septiembre pasado, el tribunal citó como testigo a Paesa pero no compareció. Días más tarde, Paesa envió un fax desde Nueva York en el que aseguraba estar "en vigilancia médica permanente" y un certificado en el que un doctor afirmaba que sufría "tendencia al suicidio". El médico añadía que Paesa había sido ingresado "de inmediato" en el hospital francés de Ville de Bouzin. En este centro han manifestado a este diario que Paesa no ha estado allí jamás.

La petición del abogado de Roldán sorprendió en medios judiciales, ya que Paesa fue contratado por Roldán para trasladar desde Ginebra hasta el Aresbank de Madrid, y desde éste a un banco de Singapur los 1.700 millones que ocultaba en Suiza. Los dos testaferros que intervinieron en las transferencias trabajaban para Paesa, al igual que los abogados luxemburgueses que controlaban el dinero en Singapur.

El tribunal rechazó también la petición de la defensa para que constaran en acta las preguntas que asegura querer formular a Paesa. Sí aceptó que se consignen las que no ha podido hacer a dos policías suizos que no han acudido a declarar pese a las reiteradas citaciones que se les han enviado a Ginebra. Los dos agentes trabajaron con el juez Paul Perraudin en la investigación de la trama suiza.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de noviembre de 1997