Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un error de un edil de EA da la alcaldía de Etxarri-Aranatz a un ex etarra de HB

El presidente de Eusko Alkartasuna (EA) de Navarra, KoIdo Amézqueta, atribuyó ayer a un lamentable error humano" debido a la tensión del momento el voto nulo de uno de sus tres concejales que permitió la reelección del militante de HB y ex miembro de ETA Juan Fernando Flores como alcalde de Etxarri-Aranatz. EA había pactado con el PNV que saliera designado un edil suyo, José Miguel Arbizu, para sustituir a Juan Cruz Aldasoro, de HB, inhabilitado por insumiso.

El candidato de HB contaba con el apoyo de cuatro de los cinco concejales de esa formación, la más votada en Etxarri-Aranatz. La coalición no contó, en la sesión, con el quinto edil al no haberse podido tramitar todavía la sustitución de Aldasoro. El candidato de EA tenía asegurado, en principio, el apoyo de los seis concejales restantes, tres de EA y tres del PNV.

Voto nulo

La sorpresa saltó en el recuento de los votos ya que, mientras Fernando Flores contó con los cuatro apoyos previstos, el nombre de José Miguel Arbizu figuró en sólo cuatro de las papeletas. Un quinto voto fue considerado válido pese a figurar en el papel el nombre de Josu Arbizu en lugar de Miguel Arbizu al aclarar el concejal correspondiente que su voto era para el candidato de EA, pero el sexto, en el que aparecía el nombre de José Miguel Etxarri, inexistente en la corporación, fue considerado nulo.El emisor del voto, Enrique Garciandia, de EA, aseguró que lo había hecho por error, al equivocarse al escribir el nombre. Pero al no lograr la mayoría absoluta ninguno de los dos candidatos, Fernando Flores, alcalde en funciones hasta ahora y candidato de la lista más votada, resultó elegido. Aunque EA piensa ahora en una moción de censura, el PNV califica esa posibilidad de "prematura" pese a que el pueblo "no se merece lo que ha pasado".

Etxarri-Aranatz (2.375 habitantes) es un municipio emblemático para Herri Batasuna, además de ser uno de los que cuentan con más presos etarras.

Durante el pleno en el que se votó la sustitución del alcalde de HB, Juan Cruz Aldasoro, inhabilitado por insumiso, decenas de simpatizantes de Herri Batasuna increparon y abuchearon a los ediles de EA y PNV, que habían suscrito un pacto -que no prosperó finalmente- para arrebatar la alcaldía a la coalición abertzale.

El nuevo alcalde, Juan Fernando Flores, fue condenado en julio de 1981 por la Audiencia Nacional a seis años de cárcel por su pertenencia al comando Beriain, de ETA, del que también formaba parte un hermano suyo. Los componentes del comando fueron detenidos el 22 de febrero de aquel año por la Guardia Civil, que les intervino abundante armamento. Según la sentencia, y entre otros delitos, asesinaron al guardia civil retirado Sebastián Arroyo el 8 de enero de 1980.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de noviembre de 1997