Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tráfico desiste de suspender el teléfono gratuito 900 123 50

La Dirección General de Tráfico (DGT) dió ayer marcha atrás en la suspensión del teléfono gratuito para que los usuarios avisen de accidentes o recaben información sobre el estado de las carreteras. Con tan sólo dos días de antelación había anunciado que a partir de hoy las llamadas al 900 123 505 se harían al 902 123 505, cuyo prefijo indica que el cargo de las llamadas repercute en quien las hace.

A media tarde de ayer el portavoz de la DGT, Francisco Altozano, comunicó la noticia del retracto como una decisión conjunta del director de Tráfico, Carlos Muñoz-Repiso, y el Ministerio del Interior en atención a las peticiones de las asociaciones de consumidores, quienes se habían quejado de la medida y del escaso margen dado para implantarla.

El portavoz del PSOE en materia de tráfico, Álvaro Cuesta, se había manifestado radicalmente en contra por el perjuicio que suponía para la seguridad vial de los ciudadanos y anticipó que su grupo parlamentario formularia una pregunta al Gobierno. Willy Meyer de IU calificó de error la supresión del servicio gratuito.

La asociación de Automovilistas Europeos Asociados (AEA) entregó ayer por la mañana un escrito al ministro de Interior, Jaime Mayor Oreja, en el que solicitaba la suspensión de la medida, Su portavoz, Mario Arnaldo, que ahora celebra la marcha atrás, recordaba al ministro que el 900 123 505 se creó en 1989, con las últimas cifras recordando al SOS, como un teléfono de auxilio en carretera, similar al 091. Que luego haya derivado a consultas administrativas y a bromas no justifica en su opinión su supresión. En ese caso y, dado que no existen suficientes postes de auxilio en las carreteras, resulta imprescindible un teléfono gratuito a través del cual se informe en caso de avería o de la necesidad de asistencia ante un accidente. "No pagamos por avisar a la policía de un suceso", precisa Arnaldo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 1 de noviembre de 1997

Más información

  • La DGT dijo que lo pagarían los usuarios