_
_
_
_
_

El día mágico de Liván Hernández

Los Marlins de Florida ganan as series mundiales de béisbol

El Florida Marlins consiguió su primer gran éxito en sus cinco anos de historia deportiva: ganar las series mundiales de béisbol, al derrotar en el séptimo partido de la final a los Cleveland Indians por` 3-2. La final fue tan igualada que, el último y definitivo partido (cada equipo había ganado tres) necesitó de dos entradas suplementarias (cada partido consta de nueve entradas) para resolverse. Los Cleveland Indians jugaban su primera final en 49 años. A pesar de registrarse momentos de mal juego y de mal tiempo, la final pasará a la historia porque fue la cuarta vez que se necesitó de entradas suplementarias. Fue también un día especial para el gran triunfador de la final, el cubano exiliado Livan Hernández, elegido mejor jugador de la final a pesar de ser un novato Liván Hernandez recibió otra noticia mejor: la visita de su madre, Miriara Carreras, a quien las autoridades cubanas concedieron excepcionalmente permiso para abandonar Cuba y poder ver a su hijo.Livan Hernández, de 22 años, abandonó Cuba en 1995 aprovechando un viaje de la selección por México. Firmó un contrato multimillonario con los Marlins de Florida (4,5 millones de dólares por cinco años, unos 675 millones de pesetas), pero su periodo de adaptación fue difícil. Recuperada la forma fue consiguiendo grandes actuaciones según los Marlins se iban aproximando a la final. Sus dos actuaciones en la final se han considerado decisivas y, por eso, es el segundo novato en la historia del béisbol que recibe el galardón de mejor jugador de la final (el primero fue Larry Sherry, en 1959).

La jornada para .Hernández amaneció con la noticia de que su madre, que residía en Cuba y no podía ver las actuaciones de su hijo, podría visitarle en Miami. Las autoridades americanas le concedieron el visado, pero la respuesta de los cubanos fue también positiva, un su ceso extraordinario dado que Livan Her nández está considerado como un desertor y que las autoridades cubanas no suelen ser muy generosas con sus familiares. De hecho, su hermano mayor, Orlando Hernández, también jugador de béisbol, fue suspendido de por vida acusado de preparar su deserción.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_