Toque a discreción

El PSOE se queja al obispo de que las campanas de algete suenan sin control

Ni a difunto ni a rebato. Las campanas de la iglesia de la Asunción de Nuestra Señora de Algete tocan desde hace un mes a discreción. Cuando les viene en gana. Y es que el párroco del templo no tiene muy claro cómo funciona la programación de su recién restaurado campanario, que se maneja con un mando a distancia, asegura el PSOE. Los socialistas, en la oposición, han solicitado que la corporación apruebe una ordenanza que regule el tañido de las campanas.En las fiestas de septiembre se inauguró la nueva torre de la iglesia -la anterior fue destruida por un incendio en 1995-, construida con dinero del obispado de Alcalá de Henares, del Ayuntamiento y de particulares. Desde entonces las campanas están volviendo loco a medio pueblo: "Suenan cuando no hay motivo, cada poco tiempo y cada vez con un toque diferente. No pasan 15 minutos sin que suene un nuevo toque y es insoportable" asegura Jesús Herrera, portavoz del PSOE local.

La indignación popular por la "discrecionalidad" en los tañires alcanzó su cota máxima el pasado 19 de octubre, cuando los címbalos sacros sonaron varias veces durante los dos minutos de silencio que se guardaban en la plaza del pueblo para recordar la memoria de Eva Blanco, la joven algeteña asesinada el pasado mes de abril. Las campanas interrumpieron incluso las intervenciones de varios invitados al acto.

El PSOE ha remitido un escrito a monseñor Merchán, obispo de Alcalá, para rogarle que "inste al párroco de Algete a que toquen las campanas con moderación". El Obispado de Alcalá aseguró ayer a Europa Press "que no habrá dificultades para solucionar el problema porque el párroco es un hombre dialogante".

El problema está en el sistema de programación que se utiliza para hacer resonar los badajos: "Metieron en la memoria entre 12 y 16 toques diferentes, de modo que pudieran hacerse todos, pero ahora suenan cuando les viene en gana porque, según parece, el párroco no sabe activarlos ni desactivarlos", asegura Herrera. Fuentes municipales han confirmado que existe una especie de "mando a distancia" para activar los distintos tonos y aseguran que obra en poder de don Ángel, el párroco de La Asunción: "Supongo que no tiene claro cómo funciona el invento y se dedica a hacer zapping con los diversos toques", afirma Herrera.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS