Beiras impugnará la mesa electoral de los emigrantes de A Coruña por irregularidades

El Bloque Nacionalista Galego impugnará la mesa electoral de los residentes ausentes (emigrantes de A Coruña) por aceptar los votos que no vienen acompañados del correspondiente certificado de inscripción censal. En A Coruña el último de los siete escaños conseguidos por el BNG podría convertirse en el número 13 del PP si los votos conservadores superan a los nacionalistas en 7.887 mas un coeficiente de 2,2. En este caso el PP sólo perdería un diputado con respecto a 1993. En las demás provincias, los resultados son inamovibles.El BNG anunció la impugnación de la mesa de emigrantes después de presentar antes de su apertura una alegación para contabilizar como nulos los votos sin el certificado censal, y que fue rechazada por considerarse que era suficiente con que constara la identidad en el remite. La ley electoral establece como requisito imprescindible para los votos por correo el certificado, que deberá figurar en el mismo envío en el que se incluye el sobre con la papeleta.

"El voto de residentes ausentes es de por sí un voto muy manipulable, y si no es necesario el requisito de establecer fehacientemente la personalidad del votante cualquiera puede votar por otro", aseguró en la Junta Electoral Provincial el responsable de organización del BNG coruñés, Francisco García. El representante del PP, Raúl García Liñares, señaló por su parte que en anteriores elecciones la junta electoral había permitido el voto sin el certificado censal.

A media mañana de ayer se habían contabilizado un millar de votos sin certificado, de los aproximadamente 25.000 que habían llegado de emigrantes coruñeses. En la de Lugo se han recibido 7.800, en la de Ourense unos 7.500 y en Pontevedra 16.000.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0022, 22 de octubre de 1997.

Lo más visto en...

Top 50