Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un médico francés certifica en el juicio de Roldán que Paesa esta grave y con "riesgo de suicidio"

Francisco Paesa Sánchez, el hombre que ayudó a Luis Roldán a blanquear y esconder los 1.700 millones de pesetas que ocultaba en Suiza, padece "un estado ansioso-depresivo grave con fobias múltiples y riesgo de suicidio", según un certificado emitido por un médico del hospital Americano de, París enviado a la sala que juzga el caso en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, donde tenía que haber comparecido como testigo el pasado día 17. La fiscalía no da crédito. a esta versión y pedirá a la policía su búsqueda para proceder a una nueva citación. El documento, fechado el pasado día 16 en Neuilly (Francia), está firmado por el "profesor neuropsiquiatra" Jean Michele Oughourlian, quien asegura que desde noviembre de 1996 trata a Paesa. "Lo he vuelto a ver hoy, a la vuelta de un viaje a EE UU que yo le había desaconsejado, en un estado grave con riesgo de suicidio. Por ello he recomendado su hospitalización inmediata en la clínica Chateau de Villebouzin". Esta clínica, consultada por EL PAÍS, aseguró ayer que no hay ningún, paciente hospitalizado con ese nombre ni con ningún otro nombre español.La sala Sexta de la Audiencia Provincial de Madrid que juzga el caso Roldán recibió el pasado miércoles desde Nueva York un fax en el que Paesa señalaba que no es residente en España "ni como ciudadano ni fiscalmente" desde 1968 y que le resultaba imposible comparecer a la citación judicial por encontrarse "en permanente observación médico-clínica". Asimismo, aseguraba. "ser el primero en lamentar mi incomparecencia" y se. ratificaba en lo que declaró en el juzgado número 16 durante la instrucción de la causa. En aquella ocasión, prestó declaración porque fue retenido casualmente en el aeropuerto de Barajas cuando viajaba a París y conducido ante la juez que investigó el caso.

Los fiscales Alejandro Luzón y Daniel Campos recibieron ayer con escepticismo la versión de Paesa y puntualizaron que no se trata de un certificado médico sino de una nota. En los próximos días solicitarán a la policía, vía Interpol, que se localice el domicilio de Paesa para proceder a una nueva citación judicial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de septiembre de 1997