Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una fragata británica halla el séptimo cadáver del naufragio de una patera en el Estrecho

Los responsables del Centro Zonal de Salvamento de Tarifa (Cádiz) confirmaron ayer el hallazgo por parte de una fragata británica del que es ya el séptimo cadáver del naufragio sufrido por una patera en aguas del Estrecho de Gibraltar, el pasado martes. Más de 200 inmigrantes han muerto o desaparecido en los últimos nueve años frente a las costas españolas en los sucesivos naufragios de pateras. Según admitió ayer el ministro de Asuntos Exteriores, el Matutes, "es imposible evitar que en momento dado una patera cargada de migrantes salga de Marruecos".Los responsables de Tarifa Tráfico son cada vez más pesimistas ante la posibilidad de encontrar algún superviviente más. "Cada vez es más difícil encontrar a alguien con vida, pero de momento el dispositivo sigue siendo exhaustivo, para rastrear el mayor número de millas posible", señaló Javier Gárate, director de Tarifa Tráfico, quien confirmó ayer que hasta el mediodía habían sido 460 kilómetros los que se habían rastreado, ocupando un radio de acción que va desde las costas de Tarifa hasta el sur de Punta Chullera, prácticamente en el límite de las provincias de Cádiz y Málaga.Abel Matutes señaló en los pasillos del Senado que el Ministerior del Interior marroquí y el español han mantenido ya varias conversaciones sobre el problema de la inmigración ilegal, y que están en estrecha colaboración. Y añadió: "Hay que destacar que se trata de una emigración ilegal y que son muchos los kilómetros que tienen las costas de los dos países".

El ministro del Interior, Jaime Mayor Oreja, manifestó que el naufragio es un "accidente terrible y trágico", pero apuntó que "España no puede ni debe ser responsable". "Aunque evidentemente no podemos caer en la resignación", añadió, "tampoco podemos asumir nosotros todo el dramatismo de las desigualdades sociales que se producen en el continente africano, que es la razón esencial por la que salen".

Por su parte, la Asociación Pro Derechos Humanos de España (APDHE) consideró ayer que la muerte y desaparición de inmigrantes marroquíes en naufragios "no es consecuencia de la inmigración ilegal, sino del cierre de fronteras practicado por la Unión Europea". La APDHE apostó por que "el drama intolerable" del último accidente "debe propiciar cambios en las políticas sobre extranjeros en nuestro país".

Por su parte, el Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, aseguró que,, ya es hora de que se hable seriamente con el Gobierno de Marruecos, para que esta locura acabe, porque tanto España como la Unión Europea tienen mucho que de cir y deben forzar a Marruecos a buscar una solución".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de septiembre de 1997

Más información

  • Abel Matutes admite que es imposible evitar el tráfico ilegal entre Marruecos y España