Un español manda por primera vez en una fuerza de la OTAN

El capitán de navío Fernando del Pozo (Barcelona, 1944) es desde ayer el primer militar español con mando en una fuerza permanente de la Alianza Atlántica. El ministro de Defensa, Eduardo Serra, calificó este hecho de simbólico para "la plena participación de España en las estructuras de la OTAN".La base naval de Cartagena (Murcia) fue el escenario del relevo al frente de la Flota de la OTAN en el Mediterráneo. El comodoro griego Konstantinos Nikitiadis, comandante hasta ahora de esa fuerza naval, denominada Stanavformed, cedió el mando al oficial de la Marina española Del Pozo.

En los muelles de La Curra estaba la flota aliancista, integrada por un destructor estadounidense y fragatas de las marinas griega, alemana, holandesa, italiana, turca y española, prácticamente al completo. La única unidad del Stanavformed ausente fue la británica Northumberland, destacada en el Adriático en apoyo de la fuerza de estabilización de Bosnia-Herzegovina.

El ministro de Defensa, Eduardo Serra, en una breve comparecencia ante los medios de comunicación previa al relevo, destacó el valor simbólico de este acto y recordó que en la cadena de mandos de la OTAN ya hay oficiales españoles, pero nunca, hasta ahora, con mando directo en una fuerza de la Alianza.

El nuevo responsable de la Stanavformed, Del Pozo, comentó en este sentido que "es una satisfacción para la Armada ver reconocido su esfuerzo de estos años" en los que la Marina española ha estado participando en la Alianza.

Durante un año

Del Pozo comandará la flota mediterránea durante un año, ya que la norma es que el mando sea rotatorio, La Stanavformed fue creada en 1992 en Nápoles (Italia) como fuerza de reacción inmediata y ha actuado hasta ahora en operaciones como el control de las sanciones de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en la antigua Yugoslavia. Todas las Marinas integradas en esta flota han asumido el mando con la única excepción de Estados Unidos.

Serra, que presidió el acto junto al teniente general italiano Ghino Andreani, segundo comandante en jefe de la OTAN en el sur de Europa, y el almirante Giussepe Spinozzi, comandante de las Fuerzas Navales del sur de Europa, tuvo ocasión de aclarar el malentendido que se produjo el pasado jueves en Bolonia al término de la cumbre hispano-italiana.

En una rueda de prensa, el primer ministro italiano, Romano Prodi, había dicho que las bases de la recién creada unidad anfibia conjunta estarían en Cartagena y Brindis¡. Posteriormente, por parte española se rectificó y se matizó que la base sería Cádiz y no Cartagena. Preguntado sobre este malentendido, Serra comentó que tal vez hubiera sido un desliz freudiano de Prodi.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 12 de septiembre de 1997.

Lo más visto en...

Top 50