Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Wall Street sube un 3,38% y recupera gran parte de las pérdidas de agosto

Los mercados financieros internacionales recuperaron ayer la calma tras un verano de fuertes vaivenes. Wall Street subió ayer 257,13 puntos, el mayor alza en puntos de su historia (en porcentaje, el aumento fue del 3,38%), y ganó de una tacada casi más de la tercera parte de los 600 puntos que perdió en agosto. Las bolsas europeas subieron con fuerza apoyadas por la fuerte apertura de Nueva York. La Bolsa de Madrid ganó 8,5 puntos (1,471%) contagiada por el optimismo general de los principales mercados.

El principal indicador de Wall Street, el índice Dow Jones, cerró ayer a 7.879,55 puntos, es decir, el 3,38%. Es mayor subida en puntos de la historia aunque en porcentaje la primera en porcentaje se produjo en octubre de 1987 cuando subió 186,84 puntos, el 10,15%. El índice general de la Bolsa de Madrid ganó 8,5 puntos o el 1,47%, contagiada de los avances que ya desde primera hora de la mañana registraban otras plazas europeas. La apertura fuertemente al alza de Nueva York (su índice Dow Jones ganaba más de un 2% a las dos horas de su apertura) permitió consolidar esta tendencia alcista en Europa.La bolsa que más subió fue la de París, un 4,11%, la mayor desde 1990. Esta espectacular escalada respondió en gran parte a los planes del Gobierno de Lionel Jospin de iniciar un nuevo paquete de privatizaciones. Londres avanzó un 1,68% y Francfort, un 1,44%.

La decisión del Bundesbank de dejar invariable en el 3%, el tipo de interés al que presta dinero a los bancos cada dos semanas fue la primera buena noticia. El mercado albergaba el temor a que el banco central alemán subiera los intereses para frenar la depreciación del marco frente al dólar, que está encareciendo las importaciones y poniendo en peligro los objetivos de inflación oficiales.

A la espera de datos

Pero antes de tomar esta medida, que podría contraer el aún débil consumo interno, la autoridad monetaria alemana ha preferido esperar a conocer, a lo largo de esta semana, nuevos datos sobre la producción industrial que le indicarán la fortaleza de la recuperación económica en curso.

Los mercados de deuda europeos agradecieron también aunque más modestamente, la ausencia de cambios en la política monetaria alemana. La rentabilidad del bono español a 10 años, que sirve de referencia para los préstamos a largo plazo, bajó del 6,29% del lunes al 6,27%. El diferencial con Alemania, que refleja la confianza del ahorro externo en la capacidad de convergencia de la economía española, se estrechó de 0,62 a 0,61 puntos porcentuales.

La convergencia en los tipos a largo plazo entre España y Alemania está siendo más rápida que la de los tipos a corto plazo. Dadas la presión del dólar sobre los precios de los productos importados y la fuerte recuperación del consumo interno, se descarta que el Banco de España baje el precio del dinero (en el 5,25% desde el pasado 16 de mayo) en la subasta que celebra hoy.

Uno de los detonantes de la fuerte subida de Wall Street fue la publicación del índice NAPM, que refleja las expectativas de los empresarios estadounidenses.

Este indicador cayó en agosto más que lo que se esperaban los analistas y permite anticipar una moderación en el ritmo de crecimiento de la primera economía mundial, una perspectiva que aleja la necesidad de restringir la política monetaria de forma inmediata. La mayor estabilidad del dólar también ayudó a mejorar el clima inversor. La moneda estadounidense cotizó a 1,82 marcos y 153,50 pesetas tras las fuertes oscilaciones del día anterior, cuando llegó a caer a 1,78 y 150,05 pesetas.

El dólar se fortaleció también frente al yen, lo que permitió al índice Nikkei de la Bolsa de Tokio ganar un 1,44%. La moneda estadounidense cotizó a 121,63 yenes, el nivel más alto de los últimos cuatro meses. La fortaleza del dólar frente a la divisa nipona permite a la industria exportadora japonesa, que es prácticamente el único motor de la actual recuperación económica, seguir ganando competitividad en los mercados internacionales.

En el resto de los mercados asiáticos la jornada fue muy dispar. Persiste el temor a los efectos que tendrán en los resultados empresariales las fuertes subidas de los tipos de interés aplicadas por algunos gobiernos. Las bolsas de Filipinas, Indonesia, Tailandia y Taiwan retrocedieron un día más. Hong Kong, que acumulaba una pérdida del 15% en las tres últimas sesiones, ganó un 2,3% y Corea del Sur avanzó un 0,96%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de septiembre de 1997

Más información

  • La fuerte apertura de Nueva York arrastró al alza a las bolsas europeas