Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:

Todo controlado

Las apuestas para el índice de precios al consumo (IPC) de julio están en tomo a un incremento de dos décimas y el mercado de valores ha acusado recibo del dato. Cabe añadir que toda desviación del pronóstico tendrá un efecto negativo, si es al alza, o positivo, si es a la baja.Otra consideración a tener en cuenta, y posiblemente la más importante, es que mañana vencen los contratos de futuros de este mes y los intermediarios han mantenido controlado el mercado de contado férreamente, hasta el punto de que de los 45.769 millones de pesetas negociados ayer en la Bolsa, un 76% se concentró en 10 valores. El mercado de deuda cerró con un descenso en la rentabilidad del bono español a 10 años hasta el 6,28%.

Si en lo referente al interior está todo más o menos controlado, lo de Wall Street no lo está tanto, sobre todo porque las previsiones se quedan lejos de la realidad. Los costes laborales subieron un 2,4% en EE UU en el segundo trimestre, lo que resta presión a los temores inflacionistas, pero la Bolsa apenas lo celebró. Hay mucha desconfianza.

El nerviosismo se trasladó al Dow Jones, que perdió el nivel de los 8.000 puntos tras registrar una caída en la jornada de ayer de 101,27 puntos, un 1,26%, que dejaron el índice en los 7.960,84.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 13 de agosto de 1997