ASTROFÍSICA: SISTEMA SOLAR

El asteroide Dionysus tiene una luna

Hasta hace poco, sólo se conocían satélites naturales alrededor de los planetas. Pero resulta que también los cuerpos pequeños, como los asteroides, tienen lunas. Dos astrónomos, Stefano Mottola y Gerhard Hahn, han descubierto un pequeño satélite en órbita del asteoride 3671, Dionysus. Es el segundo caso conocido, ya que la nave espacial Galileo desveló la existencia de una pequeña luna, Dacty1, al fotografiar el asteroide Ida, cuando pasó cerca de él en 1993. En este caso no se ha obtenido imagen alguna de la luna, sino que se ha inferido su existencia.La luna de Dionysus ha sido descubierta durante un programa de observación de asteroides del Instituto de Exploración Planetaria, en Berlín (Alemania), y este asteroide fue elegido para ser estudiado porque pertenece a un tipo especial de cuerpos que ocasionalmente se acercan mucho a la Tierra e incluso tienen alguna probabilidad de chocar contra ella.

Las características de la órbita de Dionysus (descubierto en 1984) producen aproximaciones de este asteroide a la Tierra cada 13 años y el 6 de este mes pasó a 17 millones de kilómetros, lo que favoreció su observación desde el Hemisferio Sur.

La primeras medidas, informa el Observatorio Europeo Austral (ESO), indicaban dos máximos y dos mínimos en la urva de luz típica de cuerpos en rotación no esféricos. El periodo de rotación era de 2,7 horas, lo que supone que gira nueve veces más deprisa que la Tierra. Sin embargo, las observaciones en dos noches siguientes fueron ligeramente diferentes, indicando una atenuación de la luz del sol reflejada por el asteroide. Los astrónomos pensaron que podía tratarse de un eclipse producido por un objeto desconocido en órbita de Dionysus. Para confirmar la hipótesis se hicieron observaciones adicionales en el observatorio de La Silla, de ESO, y en el observatorio Ondrejov, cerca de Praga. La presencia de una luna se confirmó y ha recibido el nombre provisional de S/ 1997 (3671) 1 en la Astronomical Union.

En el observatorio de Mauna Kea, en Hawai, se ha utilizado el telescopio infrarrojo Ukirt para tomar datos acerca del tamaño y composición de Dionysus. También se ha observado con el telescopio en órbita ISO de la Administración Europea del Espacio (ESA). La conclusión es que este asteroide tiene una superficie brillante de sólo un kilómetro de diámetro, frente a Ida, que mide 253 kilómetros de diámetro.

Para completar la información acerca de este cuerpo se han programado campañas de observación del mismo en los próximos meses de septiembre y octubre.

Desde hace tiempo, los astrónomos creen que los cuerpos pequeños del Sistema Solar -asteroides y núcleos planetarios- pueden tener satélites a su alrededor, pero no hay consenso acerca de cuántos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0029, 29 de julio de 1997.

Lo más visto en...

Top 50