Los nuevos autobuses deberán instalar un piso bajo para minusválidos

El reglamento de viajeros del transporte interurbano de la Comunidad de Madrid, que ha entrado en vigor esta semana, impone a todas las empresas del sector la instalación de un piso bajo. para facilitar el acceso de minusválidos en, los nuevos vehículos que adquieran a partir de ahora. "En un periodo no superior a cinco años, todos los autobuses tendrán este tipo de plataforma", señaló el consejero de Obras Públicas y Transportes, Luis Eduardo Cortés.La Comunidad ha resuelto, con la aprobación del nuevo Reglamento de Viajeros, una laguna legal creada en 1987, cuando se derogó la norma anterior. Ahora, la Consejería de Obras Públicas ha adecuado ese reglamento a las disposiciones de una ley regional aprobada en 1993 de Promoción de la Accesibilidad y Supresión de las Barreras Arquitectónicas. En el artículo 14 del Reglamento de Viajeros se obliga a las empresas a la instalación de la plataforma baja. "Además", explica Cortés, "obligaremos a reservar dos asientos por vehículo para. los minusválidos".

Junto a estas medidas, la Consejería de Obras Públicas iniciará este año las obras para facilitar el acceso de minusválidos a la estación de metro de Sol. El nuevo Reglamento de Viajeros establece otras muchas medidas. Éstas son las más importantes:

Derechos del usuario. El Consorcio de Transportes estará obligado a contestar antes de un mes las reclamaciones de los usuarios. Las empresas de transportes deberán contratar seguros para indemnizar a sus viajeros en caso de accidente, y deberán reintegrar el importe del billete en caso de suspensión del servicio. Los clientes podrán acceder a los vehículos con objetos o bultos de mano "siempre que no supongan molestias o peligro para otros viajeros".

Paradas. Todas las paradas deberán estar señalizadas. En las marquesinas y postes deberán figurar los números de las líneas correspondientes.

Vehículos. Los autobuses deberán ser "modelos debidamente homologados, habrán de encontrarse en buen estado de funcionamiento y estar al corriente en el cumplimiento de las revisiones en la inspección técnica de vehículos".

Cambio de moneda. El viajero deberá pagar el billete con el precio exacto en monedas. "No obstante", aclara el reglamento, Ias empresas adoptarán medidas para que su personal pueda realizar cambios de moneda siempre que el usuario pague con 1.000 pesetas, en el caso de que el precio de billete sea inferior."

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Multas. Los viajeros que carezcan de título de transporte deberán abonar un recargo extraordinario. En el caso de la Empresa Municipal de Transportes, en Madrid, tendrían que pagar 2.000 pesetas (el billete sencillo cuesta 130 pesetas); en otros servicios la sanción será 20 veces el precio del billete.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS