Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Marruecos y el Polisario acuerdan desbloquear el contencioso del referéndum en el Sáhara

La segunda ronda de negociaciones entre Marruecos y una delegación de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) acerca del futuro del Sáhara occidental finalizó ayer en Londres con el anuncio de que ambas partes han aceptado una "propuesta de compromiso" para desbloquear el contencioso sobre la identificación de los votantes del referéndum de autodeterminación a celebrar en la antigua colonia española. James Baker, mediador de la ONU, añadió que informará hoy al Consejo de Seguridad de los detalles del encuentro.

Desde que el alto el fuego de 1991 pusiera fin al conflicto armado, la cifra de votantes facultados para participar en la consulta popular -incluida en el plan de paz de la ONU- había enfrentado a Rabat y al Frente Polisario. Marruecos presentaba una lista de 180.000 saharauis, casi el triple de la población original del Sáhara. Su legitimación para acudir a las urnas se basaba además en pruebas y declaraciones orales que no despejaban todas las dudas sobre su situación real.Unos 60.000 nombres podían llegar a ser borrados por el reino alauí para suavizar el ambiente en Londres. El Frente Polisario, por su parte, estaba dispuesto a actualizar el censo español de 1974 (unas 75.000 personas) aceptando el origen saharaui de muchos marroquíes instalados en la región ocupada. Los cálculos de la ONU arrojan, sin embargo, una cifra no superior a los 100.000 ciudadanos. Ante la falta de acuerdo, el propio secretario general de la ONU, Kofi Annan, había pedido a ambas partes que cedieran de una vez acercando sus posiciones: el Polisario reclama la independencia y Marruecos sólo acepta una autonomía dirigida por Rabat.

"Las perspectivas están abiertas y nosotros animados a seguir, pero la evaluación oficial le corresponde mañana a James Baker", señaló al concluir el encuentro Ahmed Bujari, observador del Frente Polisario ante la ONU. El próximo 15 de septiembre, el mediador norteamericano tiene previsto presentar también un informe sobre las perspectivas de aplicación del plan de paz. "Las discusiones de Londres han sido francas y profundas, y de ahí que Baker acuda al Consejo de Seguridad. Que haya más reuniones con Marruecos, Argelia y Mauritania dependerá de las conclusiones extraídas aquí y en la cita anterior de Lisboa", añadió Bujari. A la capital británica acudió una delegación marroquí integrada por el primer ministro y titular de Exteriores, Abdelatif Filali, y el embajador magrebí ante la ONU , Mohamed Senussi. Ahmed Bujari, por su parte, llegó acompañado de Bachir Mustafá Sayed, responsable de Exteriores de la RASD. Todos fueron recibidos por separado por el mediador y ex secretario de Estado norteamericano, James Baker, que habló también con representantes de Argelia y Mauritania. El escenario fue Carlton Gardens, residencia oficial del ministro británico de Asuntos Exteriores.

El compromiso de ayer se produjo después de un encuentro anterior, igualmente "secreto y directo", celebrado en junio pasado en Lisboa. En la capital portuguesa, Rabat y el Frente Polisario debían haber alcanzado ya un acuerdo sobre el censo. Las diferencias no pudieron superarse entonces y los tímidos pero alentadores avances previos a la cumbre pasaron a un segundo plano al suspenderse las conversaciones.

En aquel momento, y según el Polisario, la delegación de Rabat había pedido la interrupción para que su primer ministro, Abdelatif Filali, pudiera regresar a Marruecos. Una vez allí debía informar al monarca alauí, Hassan II, de las nuevas propuestas que Baker no descartaba presentar en caso de que el problema de los votantes no se resolviera.

El Polisario ha reconocido que hará pública su postura en cuanto Baker concluya su comparecencia ante la ONU. "No diremos nada hasta ese momento pero luego valdrá la pena hablar", señaló ayer Ahmed Bujari.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 21 de julio de 1997

Más información

  • El mediador de la ONU, James Baker, presentará hoy la propuesta al Consejo de Seguridad