Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Os damos las gracias

Desde que ETA secuestró a Miguel Ángel, el País Vasco ha sufrido terriblemente; sabemos que el resto de España también, nos lo habéis demostrado con vuestras voces y con vuestras manos.Como tantos miles de vascos este fin de semana he salido a la calle, con mi marido y mis amigos, para manifestar por primera vez, a mis 27 años y a cara descubierta, mi repulsa, mi odio hacia ETA y HB. Tenemos muy claro que ya no nos van a callar, que el odio hacia los asesinos y quienes les apoyan supera el miedo.

Pero también tengo claro que ETA, con el apoyo de HB, seguirá matando. Son más de ochocientas víctimas y no voy a negar que seguiré temiendo por mi familia, por mis amigos, por mí... Porque convivimos con ellos, porque no conocemos todas sus caras, pero ellos las nuestras sí. Y me aterra pensar que un amigo o un conocido sea de HB y un día me señale a mí o a uno de los míos con el dedo y con un tiro en la nuca. Pero es algo con lo que creo que todos en el País Vasco deberemos convivir aún un tiempo.

Si en estos tres días de manifestaciones continuas se me han podido escapar las lágrimas en algún momento, no puedo explicar lo que sentí cuando escuché por primera vez a millón y medio de personas gritando "Vascos, luchad, os vamos a apoyar" en la manifestación de Madrid y en otras ciudades. Gracias. Gracias porque hasta ahora nos hacíais sentir que nos veíais a todos los vascos igual. Gracias por manifestar que sabéis que somos más los que creernos en la democracia, que deseamos la paz, que deseamos un País Vasco sin violencia, sin miedo, sin armas. Pero deberéis seguir apoyándonos. Porque quizá mañana tengáis que apoyar a mi familia, o a la de mi vecino, o a la de otro chico como Miguel Angel.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de julio de 1997