Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA CUMBRE DE MADRID

Hillary Clinton: "No he renunciado a nada al convertirme en primera dama"

La desigualdad de la mujer, sobre la que debatió con inteligencia Hillary Rodham Clinton y a base de tópicos muchas de las 15 mujeres españolas que compartieron mesa y mantel con la primera dama de Estados Unidos, fue el tema que copó ayer el almuerzo organizado en la Embajada de EE UU sólo para féminas."No he renunciado a nada al convertirme en la primera dama". Hillary Clinton decepcionó a algunas de sus contertulias que previamente habían criticado la situación de las mujeres que sacrifican sus carreras al casarse con hombres poderosos. Lo que pretendía ser una amena charla se convirtió en un aburrido turno de palabra.

Durante la reunión se habló también de la pena de muerte y del sistema educativo de EE UU. Hillary justificó la pena capital en casos como el atentado de Oklahoma, pero indicó que podía ser discriminatoria para las capas de la población más desfavorecidas. Sobre el tema educativo, le dijo a la ministra de Educación española, Esperanza Aguirre, que una de las razones de la desigual calidad de la educación básica en E.E UU radica en la falta de fondos públicos.

Entre las asistentes figuraban la mujer del presidente del Gobierno, Ana Botella; las ministras Loyola de Palacio (Agricultura), Aguirre e Isabel Tocino (Medio Ambiente); la diputada. socialista Cristina Alberdi; las jueces Manuela Carmena y Margarita Robles; la sindicalista Inés Ayala (UGT), y la empresaria Alicia Koplowitz. El matrimonio Clinton viajó por la tarde a Granada, donde concluyó su visita a España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de julio de 1997