Entrevista:

"Ser de Madrid es mismo que ser de ningún lado

Al director de cine Fernando Colomo le gusta llevar la contraria hasta en la partida de nacimiento. En el currículum que preparó para la presentación de la película Bajarse al moro, asegura que nació en. Madrid hace 51 años, pero que le gustaría ser de Navalcamero. Porque, según dice este realizador que retrató a los progres de los anos setenta en Tigres de papel, a la generación de los ochenta en La vida alegré, y a la generación de los noventa en Alegre ma non troppo, ser de Madrid es como ser de ningun lado. Pero es en esta ciudad donde ha rodado la mayor parte de sus cintas. En su última producción para televisión, Eso, recrea la historia de un joven condicionado por el barrio donde vive, Usera. Este hecho le impide medrar en la vida.Pregunta. ¿Un barrio puede arruinar la vida a alguien?

Respuesta. En algunos casos, cuando se trata de gente que se- está formando, el barrio, en el que se vive, por sus costumbres y personajes, puede condicionar y arruinarle la vida a las personas. Sobre todo en los barrios más desafortunados de la ciudad, que siempre son los que más problemas concentran.

P. ¿Por qué no quiere ser de Madrid?

R. Porque los madrileños no reivindicamos nada. A nadie se le da nada por ser de Madrid. En una ocasión, intenté pedir una subvención, y dije "mire que soy el de la comedia madrileña", por eso de que había rodado La vida alegre, y no me hicieron ni caso.

P. Y, sin embargo, usted siempre rueda aquí.

R. Todo lo he rodado en esta ciudad. En este sentido, soy fiel, pero no me gusta nada, porque tienes que hacer muchos papeleos.

P. La intención del Ayuntamiento es centralizar todos estos permisos en una única oficina.

R. A ver si es verdad, porque la falta de visión publicitaria de nuestro gobernante municipal es memorable. En una ocasión el alcalde, José María Alvarez del Manzano, me dijo que los del cine siempre que rodamos damos mucha guerra. Y es para decirle que los del cine sólo molestamos la cuarta parte de lo que lo hacen las obras que usted tiene en Madrid.

P. Sus relaciones con el Consistorio no parecen buenas.

R. Son horrorosas. Toda la vida he rodado en Madrid y todo han sido problemas. Por ejemplo, en otras comunidades dan muchas facilidades, pero aquí todo el mundo te pide dinero.

P. ¿Alguna vez se ha saltado los permisos?

R. Siempre que puedo. He llegado a rodar La mano negra de noche y en una calle en la que no se molestaba nada. Por ejemplo, la última película la rodé clandestinamente y sin permisos.

P. ¿Apoya una oficina del cine para Madrid?

R. Es fundamental, pero creo que si se consigue será para exigir, en vez de para promocionar el cine.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 04 de julio de 1997.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50