Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Enrique Lacalle afirma que no dimitirá porque "todos los partidos han pasado el platillo"

Enrique Lacalle, delegado en el Consorcio de la Zona Franca de Barcelona y dirigente del PP de Cataluña, aseguró ayer que no ve ningún motivo para poner su cargo a disposición del Gobierno. Lacalle ha reconocido haber recibido dinero de Javier de la Rosa, a quien agradeció sus ayudas en varias cartas. Lacalle explicó su negativa a dejar su cargo porque "todos los partidos políticos han pasado el platillo" para financiar sus campañas. También defendió las peticiones a De la Rosa: "En aquel momento era una persona importante y con conocidas simpatías hacia el PP".

Lacalle intentó ayer limitar su papel en la financiación del PP: "Sólo he sido uno más de los que normal y legalmente pedían". El responsable de la Zona Franca intentó generalizar su comportamiento y añadió: "La petición de ayudas y donativos es una cosa absolutamente generalizada". "A ver si en este país la única persona que haya pedido algún tipo de donativo para una campaña política es Enrique Lacalle", aseveró.Lacalle también aprovechó su comparecencia pública en un acto convocado ayer por la escuela de negocios ESADE y el rotativo Negocios para justificar sus relaciones financieras con De la Rosa. "Entonces todos pedían colaboración a militantes y simpatizantes; en aquel momento De la Rosa era una persona importante y con conocidas simpatías hacia el PP", aseguró.

Asimismo, Lacalle replicó a quienes le acusan: "Todo el mundo se saca ahora el asunto de encima cuando yo sólo he cumplido con la obligación que tenía: pedir a aquellos que buena y legalmente querían o podían darnos una ayuda".

En este sentido, Lacalle añadió que pedir dinero en campaña electoral se ha hecho "urbi et orbi" y "por obligación" ante el poco dinero que se facilita a los partidos para llevar a cabo sus campañas. Por eso, explicó, "se pide a los militantes, a los simpatizantes y a los cargos electos que busquen algún tipo de ayuda para poder hacer una campaña digna". Asimismo, abogó por una Ley de Financiación de partidos políticos que impida que se "gasten cantidades ingentes de dinero en publicidad y que los políticos no tengamos que pedir dinero a nadie, porque no haría ninguna falta".

Por otra parte, la juez Teresa Palacios, titular del juzgado número 3 de la_Audiencia Nacional, que instruye la querella de Grupo Torras contra De la Rosa, y otros ex gestores de la sociedad, citará a declarar al financiero y a Lacalle en la investígación, que ha acordado abrir para esclarecer los presuntos pagos realizados al PP y a CiU, según informan fuentes jurídicas.La magistrada ha aceptado la petición de la Fiscalía Anticorrupción de investigar estos hechos. Palacios también solicitará datos a la Agencia Tributaria sobre los movimientos fiscales de Torras.

Las mismas fuentes indicaron que lo más probable es que las declaraciones no se produzcan hasta septiembre, ya que la magistrada comenzará sus vacaciones a partir del 15 de julio.

La decisión de abrir la mencionada investigación ha surgido tras la publicación de unas informaciones en las que se aportaban datos sobre un presunto pago de 500 millones de pesetas por parte de De la Rosa en el año 1991, cuando era el máximo responsable español de Grupo Torras, cuyo accionista principal es el grupo KIO.

Por su parte, fuentes fiscales señalaron que la Fiscalía Anticorrupción ha decidido abrir diligencias de investigación para aclarar las pagos que, de acuerdo con las informaciones publicadas, De la Rosa hizo al PP y a CiU. Estas investigaciones se abren como una pieza separada al margen del resto de las diligencias sobre el caso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de julio de 1997

Más información

  • La juez del 'caso Torras' citará a declarar a De la Rosa por sus presuntos pagos al PP