La Bolsa de Madrid gana un 1,33% y bate otro récord apoyada en la subida de toda Europa

La Bolsa de Madrid, en sintonía con el resto de los mercados europeos, volvió a subir ayer y logró un nuevo máximo histórico. Las ganancias se atribuyen a las mejores expectativas de exportaciones de muchas compañías europeas gracias a la apreciación del dólar. La moneda estadounidense se apreció un día más frente al marco y el resto de las monedas europeas y tocó el nivel más alto desde principios de 1994. La perspectiva de que el euro será débil y la mayor rentabilidad de los activos denominados en dólares son los dos principales motores de esta apreciación.

Las bolsas europeas se orientaron ayer claramente al alza, con París a la cabeza, siguiendo la apertura de Wall Street, mercado que da por hecho que la Reserva Federal (banco central estadounidense). mantendrá los tipos de interés en el 5,50%. En Nueva York, el índice Dow Jones cerró con una subida de 49,54 puntos (0,65%), en 17.722,33. París ganó un 3%, Londres el 2,67%, Francfort el 1,80%, y Madrid el 1,33%.En la Bolsa española hubo una cierta decepción por la ausencia de dinero. El vencimiento de la deuda especial por valor de 850.000 millones de pesetas se había aireado mucho, pero los gestores de carteras ya habían advertido de la colocación previa de una buena parte de ese dinero. Sólo se negociaron 83.000 millones. El índice general subió un 1,33% (7,96 puntos), que le sitúan en un nuevo máximo histórico de1,608,58%.

El dólar continuó su carrera alcista apoyado en las cada, vez más firmes expectativas de que la futura unión monetaria será menos rigurosa de lo que exige el Tratado de Maastricht. Las dificultades de Alemania y Francia para cumplir este año, el criterio referido al déficit -3% del producto interior bruto (PIB)- aumentan las posibilidades de que los requisitos de entrada al euro se interpreten de forma más flexible.

Tipos en EE UU

Además, los activos denominados en dólares ofrecen en estos momentos una rentabilidad mayor que la de los denominados en marcos y otras divisas europeas. Y la probabilidad de que suban de forma inminente los tipos de interés en este país es mayor que en Europa, donde el crecimiento es aún desigual. La Reserva Federal debatía ayer y hoy la necesidad de aplicar esta medida.La moneda estadounidense se apreció hasta 1,74 90 marcos y 147,70 pesetas, las cotizaciones más altas desde principios de 1994, aunque el Banco de España fijó 147,43 pesetas por dólar. La moneda española mantuvo invariable su valor con el marco, 84,50 pesetas.

El mercado español de deuda tuvo una sesión más agitada. La inesperadamente alta colocación de bonos por parte del Tesoro en la subasta de ayer provocó una caída, en los precios de los activos públicos que se negocian en el mercado secundario. La rentabilidad del bono a 10 años, en consecuencia, subió del 6,36% al 6,39%. Su diferencia con Alemania, que refleja la prima de riesgo que debe pagar España para atraer el ahorro exterior, se amplió de 0,65 a 0,68 puntos.

El Tesoro adjudicó 488.853 millones de pesetas en bonos y obligaciones del Estado, a 3 y 10 años, respectivamente. El interés de los primeros se redujo 0,284 puntos hasta quedar en el 5,198%. El de los segundos, 0,328 puntos hasta el 6,399%. Los activos públicos emitidos son los primeros cuyo cupón y principal pueden negociarse separadamente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 01 de julio de 1997.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50