Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un contencioso judicial entre padre e hijo

La utilización de las siglas. SEK (San Estanislao de Kostka) es objeto de una disputa jurídica que enfrenta a dos empresas de la misma familia y que todavía no han resuelto los tribunales. Por un lado está la Institución Educativa SEK, dirigida por Felipe Segovia y promotora del llamado sistema de aulas inteligentes. Este sistema se caracteriza por un alto grado de flexibilidad y adaptación del alumno y un amplio uso de recursos tecnológicos.Hasta el momento se había centrado en la enseñanza no universitaria, con seis colegios privados en España (cuatro en Madrid, uno en Barcelona Y uno en Pontevedra) y dos en el extranjero (uno en Dublín y otro en Suiza). Su primera intención fue crear la Universidad Camilo José Cela en Villafranca del Castillo, lo que fue rechazado por la Comunidad de Madrid. El proyecto se encaminó entonces hacia Aranjuez.

La rama americana

Por otro lado está la rama americana del SEK, encabezada por Jorge Segovia, hijo de Felipe Segovia, que comenzó dirigiendo diversos colegios de la familia en Suramérica y que acabó independizándose de la empresa matriz presidida por su padre. Esta rama americana creó la Universidad SEK de Segovia. Una iniciativa que provocó una demanda judicial de la Institución Educativa SEK por utilización indebida del nombre en España.El alcalde de Aranjuez, José María Cepeda, facilitó ayer un escrito de Felipe Segovia en el que éste se desmarca de la Universidad SEK de Segovia. Según el presidente de la Institución Educativa SEK, los promotores de la universidad segoviana "han utilizado sin derecho ni autorización alguna el nombre de SEK como reclamo. Nuestra institución, que tiene registro, patente y marca SEK, tiene planteada la oportuna demanda ante los tribunales".

Según la documentación recibida en el Ayuntamiento de Aranjuez, el SEK de Segovia no corresponde a la institución San Estanislao de Kostka, sino a la Universidad Internacional SEK de Santiago de Chile.

La oposición de Aranjuez, PSOE e IU, no ve claro el asunto. Cree que el motivo de la suspensión del pleno de ayer no fue sólo la falta de autorización del Gobierno regional para este proyecto, sino las dudas que ellos mismos habían creado en el alcalde. "Le hemos enviado una carta para que no se precipite. La prudencia aconseja investigar a la empresa con la que quiere firmar el convenio: Instituciones SEK, SA".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de julio de 1997